Reportan posibles “apagones programados” en Cuba

Una nueva iniciativa de ciudadanos cubanos ha surgido de forma espontánea en la red social Twitter. Esta vez el objetivo es comprobar si es cierto el anuncio del gobierno de que no ocurrirían “apagones programados” durante el verano.

La idea surgió a partir de que varias personas reportaran, de forma aislada, sistemáticas interrupciones del servicio eléctrico en sus zonas de residencia. Ante la reiteración de las denuncias en varias provincias y municipios del país, algunos usuarios propusieron emplear las etiquetas #ApagonesProgramados, #ApagonesCuba, y #ReportoApagonCuba  para de esa forma poder recuperar los tuits con reportes de apagones y así comprobar la magnitud del problema.

El anuncio del gobierno cubano de que no ocurrirían “apagones programados durante el verano” tuvo como objetivo apaciguar las preocupaciones surgidas entre la población debido a la difícil situación política y económica que atraviesa Venezuela, principal suministrador de crudo a la Isla.

Los usuarios en Twitter ya han denunciado interrupciones del servicio eléctrico de varias horas en repartos de las provincias Pinar del Río, La Habana, Santiago de Cuba, Matanzas, Cienfuegos, Villa Clara y Camagüey.

Quienes han llamado a las oficinas de la Unión Eléctrica para indagar por las causas de los apagones comentan que no han podido comunicar o que han recibido como respuesta que se trata de “una avería en las líneas”. Sin embargo, la reiteración de estas “averías” parece sugerir que se trata de algo más.

Con la ampliación del acceso a internet en Cuba, una parte de la ciudadanía ha comenzado a usar las redes sociales con finalidades de movilización ciudadana. Sin embargo, desde el gobierno este tipo de iniciativas— como ocurrió con la marcha del pasado 11 de mayo por los derechos de las personas LGBTI+ y el reclamo bajo la etiqueta #BajenLosPreciosDeInternet— son catalogadas como “campañas orquestadas por el imperialismo y los enemigos de la Revolución” y quienes se suman a ellas son vistos con sospecha.

Recientemente el presidente Díaz-Canel llamó a “No molestarnos ante rumores y bolas. Que el pueblo tenga confianza, aquí no se hará nada oculto, todo se explicará oportunamente”. Sin embargo, como ocurre en otros lugares del mundo, la ciudadanía cubana hace más frecuente este tipo de reclamos y movilizaciones que obligan al gobierno a salir de su tradicional letargo y asumir una posición más proactiva en materia de comunicación.

Hasta el momento la idea de reportar las interrupciones del servicio eléctrico para comprobar si responden a una estrategia de ahorro energético ha comenzado a sumar usuarios. La iniciativa ha recibido el respaldo del proyecto independiente de análisis de datos Inventario, lo cual permitiría sistematizar la información generada por los usuarios y presentarla de manera que pueda llegarse a conclusiones acerca de la veracidad de la afirmación del gobierno de que no ocurrirían “apagones programados” durante este verano.