Cuba reporta dos muertes por COVID-19 en jornada de 789 contagios

Ciego de Ávila fue la provincia con peor situación epidemiológica, al registrar en la jornada del viernes 122 nuevos positivos.
Cuba reporta otras dos muertes por COVID-19
 

Reproduce este artículo

Las autoridades sanitarias de Cuba informaron este sábado del diagnóstico la víspera de 789 nuevos casos de COVID-19 y la muerte de otras dos personas por complicaciones derivadas de la enfermedad, que ha mantenido una ligera tendencia al alza en las últimas dos semanas.

En su más reciente parte informativo, el Ministerio de Salud Pública (Minsap), cuyas cifras han sido puestas en entredicho en reiteradas ocasiones por cubanos dentro y fuera de la isla, detalló que 7.958 personas permanecen ingresadas en el país por diferentes aspectos relacionados con la COVID-19. 

De ese total, 4.380 son sospechosos de un eventual contagio y 3.556 son casos confirmados y activos, 63 menos que los reportados en la jornada anterior, luego de que el número de altas médicas en las últimas 24 horas (850) fuese superior al de los nuevos positivos.

Con el último incremento, el acumulado de casos desde el inicio de la pandemia en Cuba ascendió a 1.091.852, de los cuales 8.512 han muerto por complicaciones derivadas de la enfermedad y 1.079.725, el 98,9 por ciento, se han recuperado, según las estadísticas del Minsap.

Ciego de Ávila fue la provincia con peor situación epidemiológica, al registrar en la jornada del viernes 122 nuevos positivos. Le siguieron Camagüey y Mayabeque, con 116 y 109 casos, respectivamente.

En los servicios de cuidados intensivos permanecen ingresados 24 pacientes, de los cuales ocho se encuentran en estado crítico y 16 son reportados como graves.

Las personas fallecidas fueron un hombre y una mujer residentes en las provincias de Pinar del Río y Mayabeque. Uno de ellos tenía entre 70 y 79 años de edad, y el otro entre 90 y 99.

Como principales comorbilidades que complicaron la evolución tras el contagio, el Minsap refiere  que padecían, indistintamente, de enfermedad renal crónica, anemia ligera crónica, hernia inguinal, hipertensión arterial y síndrome de inmovilidad.

Hasta el 29 de marzo, el 87,5 por ciento de la población cubana, más de 9,9 millones de personas, había completado el esquema de vacunación con alguno de los tres inmunógenos cubanos aprobados para su uso de emergencia por la autoridad reguladora nacional.

En algunos municipios fue aplicada la vacuna de la farmacéutica china Sinopharm en su esquema de dos dosis, seguida de una tercera dosis de Soberana Plus, del Instituto Finlay de Vacunas de Cuba.

Hasta el momento, ninguna de las vacunas de la isla ha sido homologada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo cual atenta contra su aceptación internacional y comercialización, y limita el alcance y reconocimiento exterior del certificado digital de vacunación que expide la autoridad sanitaria cubana.