Primer ministro de régimen cubano insta a elevar percepción de riesgo ante incremento de casos de COVID-19

En la reunión del grupo de trabajo gubernamental para el enfrentamiento a la pandemia, Marrero pidió mantener los protocolos y actuar consecuentemente con el alza epidemiológica
Grupo de trabajo del gobierno cubano para el enfrentamiento a la pandemia. Foto: Estudios Revolución/Cubadebate
 

Reproduce este artículo

El primer ministro del régimen cubano, Manuel Marrero, instó este sábado a las autoridades y la población de la isla a mantener los protocolos establecidos y elevar la percepción de riesgo ante el incremento de los casos diarios de COVID-19 en el país durante las últimas dos semanas.

En la reunión del grupo de trabajo del Gobierno para el enfrentamiento a la pandemia, Marrero comentó que han aumentado los estados de opinión relativos a que se está bajando la percepción del riesgo y las autoridades están priorizando las actividades económicas y sociales de los territorios sobre el enfrentamiento a la epidemia.

“Necesitamos seguir con el control sobre el enfrentamiento y a la par continuar avanzando en las actividades económicas y sociales del país”, dijo el jefe de Gobierno, citado por el portal oficialista Cubadebate.

Cuba reportó el sábado 957 casos de COVID-19, la cifra más alta desde el pasado 11 de febrero y un 14 por ciento superior a la del día previo.

El ministro de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, informó que en los últimos 14 días el cómputo de positivos se situó en 10.035 casos, con las provincias de Sancti Spíritus, Ciego de Ávila, Mayabeque, Las Tunas, Holguín y Matanzas como los territorios de mayor incidencia.

Pese a ello, contrastó, la letalidad como consecuencia de la enfermedad viral se ha mantenido en disminución. En lo que va de 2022, han muerto 86 personas, para una letalidad de 0,16 por ciento.

El ministro precisó que el proceso de vacunación en Cuba sigue avanzando y que el 95,6 % de la población contemplada para la inmunización ya cuenta con esquema completo, mientras que el 76,1 ha recibido la dosis de refuerzo.

La vacunación en Cuba se realiza con los tres inmunógenos de producción nacional aprobados para su uso de emergencia por la autoridad reguladora cubana. Ninguno de ellos ha sido homologado hasta el momento por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En algunos municipios fue aplicada la vacuna de la farmacéutica china Sinopharm en su esquema de dos dosis, seguida de una tercera dosis de Soberana Plus, del Instituto Finlay de Vacunas de Cuba.