Cuba solicita ayuda internacional para controlar incendio en Matanzas

Desde el inicio del incendio en la noche del viernes se han confirmado cuatro explosiones en dos de sus ocho depósitos.
Desde el inicio del incendio la noche del viernes se han confirmado cuatro explosiones en dos de sus ocho depósitos. Foto: Héctor Naranjo/TV Yumurí
 

Reproduce este artículo

El gobierno cubano solicitó este sábado ayuda y asesoramiento internacional a “países amigos” con experiencia en el tema petrolero para controlar el incendio que generó el impacto de un rayo en uno de los tanques de la Base de Supertanqueros de Matanzas durante la noche del viernes y que hasta el momento ha dejado un saldo de 67 personas heridas y 17 desaparecidos.

La cuenta en Twitter de la Presidencia de Cuba detalló que el presidente Miguel Díaz-Canel informó sobre el pedido de cooperación y asesoría en una reunión que encabezó con autoridades de la provincia occidental, así como del Partido y el Gobierno, donde impartió “instrucciones para enfrentar los daños del siniestro en la Base de Super Tanqueros”.

“Ya se trazan estrategias para la recuperación”, aseguró la Presidencia en la referida red social, donde además subrayó que el cuestionado mandatario indicó priorizar la búsqueda de los desaparecidos y atender a los familiares.

Previamente, las autoridades cubanas decidieron evacuar a las poblaciones aledañas a la zona industrial del siniestro y orientaron el uso de mascarillas para prevenir complicaciones por la inhalación de los gases tóxicos que se desprenden de la combustión.

El incendio en la Base de Supertanqueros sigue sin ser controlado hasta el momento. Desde su inicio, a las 19:00 horas del viernes, se han confirmado cuatro explosiones en dos de sus ocho depósitos.

La instalación comenzó a ser construida en los años 80 del pasado siglo, pero la obra fue detenida por la crisis económica de la siguiente década, conocida como “Período Especial”.

A inicios de la actual centuria, un proyecto de colaboración entre Cuba y Venezuela permitió retomar la construcción y hacer de la zona un elemento de suma importancia para la cadena de almacenaje y distribución de petróleo en la isla.

Rigel Rodríguez Cubells, director de la División Territorial de Comercialización de Combustibles de Matanzas, explicó que la instalación cuenta con un sistema de pararrayos, pero al parecer la descarga eléctrica fue más alta que la capacidad de protección de éste.

El humo derivado del siniestro ya se aprecia no solo en Matanzas, sino también en la capital cubana. De acuerdo con las autoridades y el personal técnico que participa en las labores de control y extinción, la volatilidad de los componentes químicos en el crudo atrasa y dificulta la extinción del incendio, por lo que la estrategia más acertada parece ser el enfriamiento del resto de los tanques, para minimizar la posibilidad de que se incendien, y el control de las llamas hasta que se consuma el combustible.