Cuba solicita ayuda a EEUU para rehabilitación ambiental de zona industrial de Matanzas

Especialistas cubanos que lidian con el saneamiento ambiental de la zona industrial tras el incendio pidieron a sus homólogos estadounidenses acceso a "las técnicas más novedosas"
Zona industrial de Matanzas. Imagen de referencia tomada de Cubadebate
 

Reproduce este artículo

Cuba solicitó ayuda a Estados Unidos esta semana para el saneamiento y la rehabilitación ambiental de la zona industrial de Matanzas, luego del incendio de enormes proporciones en la base de Supertanqueros de combustible de esa provincia.

La Cancillería del régimen de la isla detalló a través de una nota que especialistas de Cuba involucrados en las tareas de rehabilitación de las zonas afectadas por el siniestro pidieron a especialistas estadounidenses de la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA, por sus siglas en inglés) su valoración sobre las acciones ya realizadas en materia de rehabilitación, así como acceso a “las técnicas y procederes más novedosos acumulados tanto por la EPA como por las empresas vinculadas al sector petrolero y otras agencias involucradas en estos tipos de accidentes”.

La petición se dio en el contexto de una reunión virtual que los especialistas de ambos países sostuvieron el pasado miércoles 24 de agosto para intercambiar experiencias en tareas de esta naturaleza.

La parte cubana estuvo reunida en la sede del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), encargado de analizar el impacto ambiental del incendio en Matanzas y rehabilitar la zona industrial para prevenir y minimizar daños a la salud de los residentes en las poblaciones aledañas.

Según la Cancillería cubana, el encuentro transcurrió en “un ambiente profesional y de provechoso intercambio” y en él “ambas partes dialogaron sobre las posibles vías de cooperación para el logro de la rehabilitación de las zonas más afectadas”.

Además de por expertos del CITMA, la delegación cubana estuvo integrada por especialistas del Ministerio de Energía y Minas y del Instituto de Recursos Hidráulicos.

Estados Unidos ofreció asesoría técnica a Cuba en las primeras horas de enfrentamiento al incendio que se inició en la noche del viernes 5 de agosto y azotó la base de Supertanqueros por cinco días.

El ofrecimiento fue una respuesta a la solicitud de ayuda internacional por el gobierno de la isla para lidiar con un siniestro sin precedentes en Cuba, como consecuencia del cual murieron 16 personas y otras 130 resultaron lesionadas, además de registrarse daños materiales de envergadura como la destrucción de cuatro de los ocho depósitos de combustible de los que disponía la instalación.

Recomendaciones

 

Relacionados