Detienen nuevamente a activista cubano Ángel Cuza

“Si no salgo en las redes, si no hablo o digo nada, si no los llamo a ustedes, es porque me llevaron para Villa Marista”, dijo el activista en una directa que mostraba su detención
Activista Ángel Cuza. Foto: Captura de pantalla
 

Reproduce este artículo

Agentes policiales del régimen cubano detuvieron este viernes al activista cubano Ángel Cuza, víctima frecuente de acoso y detenciones por parte de la Seguridad del Estado del régimen por su accionar a favor de los presos políticos y de respeto a las libertades y los derechos humanos en la isla.

Cuza transmitió en directo a través de Facebook el momento en que acudieron a su domicilio elementos de la llamada Policía Nacional Revolucionaria (PNR) para entregarle una citación oficial para una “entrevista”.

“Si no salgo en las redes sociales, si no hablo o digo nada, si no los llamo a ustedes, es porque me llevaron para Villa Marista”, dijo el activista en su directa, que luego continuó su pareja hasta que se vio cómo lo introdujeron en la patrulla.

Varios activistas y usuarios de las redes sociales han definido la detención de Cuza como un “secuestro” por parte de la policía política del régimen. Betty Guerra Perdomo, familiar de presos políticos por participar en las protestas del 11 de julio de 2021 (11J), instó en Facebook a exigir la liberación de Cuza, “un cubano que incomoda a la dictadura, de buen corazón y espíritu valiente”.

Guerra Perdomo destacó que Cuza ha estado ahí para todos los presos políticos, exigiendo su liberación y visibilizando la falta de libertades y derechos políticos y civiles en la isla.

El activista fue puesto en libertad el 4 de enero tras más de ocho meses de prisión por manifestarse pacíficamente en la calle Obispo, en La Habana, en abril del pasado año.

Desde entonces, la Seguridad del Estado ha mantenido un cerco continuo sobre él, deteniéndolo y citándolo constantemente a interrogatorios por sus publicaciones y directas en redes sociales.

Varias de sus detenciones han transcurrido en Villa Marista, sede principal de la Seguridad del Estado en La Habana, donde a inicios de mayo fue retenido por cuatro días por transmitir en vivo la explosión del Hotel Saratoga, ocurrida el 6 de mayo.

El opositor fue liberado con una medida cautelar y desde entonces ha seguido sufriendo acoso y amenazas, a pesar de lo cual no renuncia a su activismo y labor de denuncia ciudadana a través de las redes sociales.