Cuba: iniciarán pruebas masivas en todo el país para detectar casos de COVID-19
A partir de esta semana se realizarán en todas las provincias y municipios de Cuba pruebas de PCR para detectar la COVID-19, en población aparentemente sana, informó hoy Francisco Durán, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública
Grupo de personas en la calle durante la crisis del coronavirus en Cuba

El doctor Francisco Durán, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública de Cuba, informó hoy en conferencia de prensa que se realizarán a partir de esta semana las pruebas de PCR en tiempo real para detectar la COVID-19 en todas las provincias y municipios de Cuba. Según detalló, las pruebas serán aplicadas en la población aparentemente sana

“Se comenzará con el PCR en tiempo real por su capacidad para detectar el virus antes de que comiencen los síntomas y con gran criterio de confirmación”, precisó.

De acuerdo a las declaraciones del doctor Durán, como parte de las pruebas de PCR, “se toma una muestra nasofaríngea, que si bien en algunos estudios iniciales se pensaba que era efectivo entre el tercer y cuarto día de los síntomas, las investigaciones más recientes muestran que en incluso días antes de presentar los síntomas se detectan los anticuerpos”.  

Durán, el rostro más conocido del sistema institucional cubano en medio de la crisis del coronavirus, apuntó que “una manera de encontrar el virus es mediante los test rápidos, que detectan en sangre los anticuerpos, es decir, el mecanismo de defensa de la persona para protegerse de un agente patógeno que lo agrede”.

“Se trata de un patógeno tres veces más contagioso que la influenza común y se plantea que se transmite 1.5 veces más rápido que el SARS, y dos veces más que el Síndrome Respiratorio de Oriente Medio”, detalló.

Precisó además que el nuevo virus del coronavirus puede transitar de forma asintomática con una alta incidencia y que incluso “hay recientes investigaciones chinas que aseguran que puede permanecer en el semen de los pacientes luego de recuperarse, por lo que habría que seguir los análisis para ver si juega un papel importante en la transmisión de la enfermedad”.

Las pruebas de PCR en tiempo real, permitirán detectar si en varios lugares se ha producido algún movimiento de casos positivos al SARS-Cov-2 que no se hayan detectado, y que de constatarse se haría una intervención, informó la Agencia Cubana de Noticias, ACN.

En su intervención Durán mencionó también a la teoría de la inmunidad del rebaño, en la cual se apostó en un primer momento en Gran Bretaña.

El país europeo apostó al inicio de la propagación del brote en proteger a los de mayor riesgo para una evolución tórpida de la COVID-19. Esta teoría buscaba que el resto de la población desarrollara anticuerpos naturales a la enfermedad, y pensaba que cuando el 70-80 por ciento lo hiciera, habría inmunidad en la población.

Sobre el tema, el prestigioso infectólogo Fernando Polack opinó según una nota publicada en Infobae: “El contagio controlado es una falacia, no se puede obtener inmunidad de rebaño sin pagar la consecuencia en muertes. Hay que liberalizar las restricciones, pero con mucha precaución porque por ahora no hay manera de controlar el daño que puede producir”.

Por su parte, Durán informó que “en algunos países de Europa los índices pudieran estar entre el 20 y el 25 por ciento, pero teniendo en cuenta que no es seguro cómo vaya a evolucionar la enfermedad, lo mejor es detectar, aislar, y tratar al paciente, y cortar la cadena de transmisión”.

Citó como ejemplo los buenos resultados en China, de acuerdo a su estrategia de aislamiento y resaltó que podría haber una segunda y una tercera oleada de la pandemia. La noticia más positiva que compartió fue que la propagación de la COVID-19 en Cuba, podía frenarse con el inicio del verano.

Al cierre del día de ayer se confirman 17 nuevos casos, para un acumulado de mil 783 en el país y se registran 77 fallecidos.