Cuba: hombre asesina a su esposa y luego se quita la vida

El feminicidio continúa en investigación y “pudiera implicar la responsabilidad de centros hospitalarios”, según la plataforma “YoSíTeCreo en Cuba”
Violencia de género, imagen de referencia.
 

Reproduce este artículo

La cubana Odalys Lavin, residente en el municipio de Cárdenas, murió asesinada por su esposo el sábado 30 de abril, confirmó este martes el colectivo feminista “YoSíTeCreo en Cuba”.

“Lamentamos el feminicidio de Odalys Lavin, de 55 años, sucedido el 30 de abril, en su hogar en Cárdenas, Matanzas”, expresó la plataforma contra la violencia de género “YoSíTeCreo en Cuba”, mediante un comunicado en redes sociales.

Según esta fuente, “el agresor fue su esposo, que tenía antecedentes de violencia machista contra ella, y quien luego de cometer el horrendo crimen se suicidó”.

“Alertamos a la ciudadanía y autoridades a extremar las medidas y evitar estereotipos y justificaciones cuando se entrecruzan enfermedades mentales y violencia machista”, agregó el colectivo.

Además, “YoSíTeCreo en Cuba” exige “claridad en las investigaciones sobre este caso, que pudiera implicar la responsabilidad de centros hospitalarios. Enviamos nuestras condolencias a familiares y otras personas allegadas de Odalys”.

El pasado 21 de abril el Observatorio de Feminicidios de “YoSíTeCreo en Cuba” confirmó el asesinato de la madre cubana Eriday Soto Martínez, de 26 años, en el barrio Argentina Sur, municipio Jobabos, provincia Las Tunas.

Según denunció la organización, la cubana fue víctima de feminicidio por parte del padre de su bebé de cinco meses, que también falleció por feminicidio vicario.

“Enviamos nuestras condolencias al hijo mayor de Eriday, que sobrevive a su madre y su hermano, y presenció parte de los hechos”, indicó la comunicación. La plataforma agradeció a fuentes comunitarias que dieron su apoyo para verificar el feminicidio vicario, que es el asesinato de un menor en relación con la violencia machista contra la madre.

“YoSíTeCreo en Cuba”, una organización independiente, ha denunciado la urgencia de crear refugios en Cuba para la protección de las mujeres y sus hijos en situación de maltrato.

“Los feminicidios y su prevención son también un problema de protección de las infancias, que debería ser parte de actividad pública y visible para la ciudadanía del Estado cubano y de organismos internacionales presentes en el país como Unicef”, concluyó el comunicado de la plataforma.

A mediados de abril se reportó el feminicidio de la madre cubana Yamilka Silva a manos de su pareja, en una zona rural de la provincia de Holguín, confirmó la publicación feminista Alas Tensas.

“Su pareja fue a agredirla a la casa del papá de Yamilka, donde ella se había refugiado, según fuentes comunitarias consultadas por los observatorios de Alas Tensas y Yo Sí Te Creo en Cuba. Lleguen nuestras condolencias a sus familiares y, en especial, a los dos hijos que la sobreviven”, agregaron.

En lo que va de 2022 se han registrado once feminicidios en Cuba, incluido uno vicario, y un intento de feminicidio.