Cuba hacia su peor zafra: régimen tendrá que importar azúcar

“El gobierno tendrá que importar y tal vez recortar la cuota de azúcar de la ración mensual de alimentos. Las panaderías tendrán que luchar para hacer dulces”, dijo un experto
Cosecha de caña de azúcar en Cuba
 

Reproduce este artículo

Cuba se acerca este año a otra zafra por debajo de sus mínimos históricos y tendrá que importar azúcar, informó este miércoles la agencia de noticias Reuters.

El gobierno tendrá que importar y tal vez recortar la cuota de azúcar de la ración mensual de alimentos. Las panaderías tendrán que luchar para hacer dulces”, dijo un experto en azúcar consultado por Reuters, quien prefirió mantenerse en el anonimato.

Actualmente, la producción se está quedando al menos un 30 % por debajo de la meta trazada por el régimen de 900 000 toneladas. En 2021 se registró la cifra más baja desde 1908 con apenas 800 000 toneladas métricas de azúcar sin refinar, pero tomando en cuenta la deprimida empresa estatal cubana, la producción podría ser aun más baja.

“El Gobierno no ha podido financiar las necesidades del sector, incluidos insumos, como el riego y repuestos, debido a nuevas y duras sanciones de Estados Unidos y la propagación de la pandemia de coronavirus”, afirma el periodista Marc Frank, Reuters.

El régimen comunista lo apostó todo a un pequeño aumento en la producción de azúcar para cumplir su objetivo de un crecimiento de 4 % este año, luego de que la economía se contrajo más del 11 % en el 2020 y creció un 2 % en el 2021, reduciendo los recursos disponibles para ingenios y plantaciones.

Antes de comenzar la zafra, dirigentes del gobierno como el vicepresidente Salvador Valdés Mesa y el viceprimer ministro Jorge Luis Tapia, recorrieron el país instando a los empleados de las centrales azucareras, y los sembradores y cortadores de caña a producir más.

La temporada cañera comienza habitualmente en noviembre y se extiende hasta mayo, pero en la de 2021-2022 la mayoría de los ingenios abrieron entre diciembre y principios de enero debido a la falta de repuestos para las máquinas y caña para moler.

“No recuperarán el tonelaje perdido, y lo más probable es que se retrasen aún más, ya que los problemas son estructurales y de larga data”, afirmó un experto a Reuters.

Cuba había destinado este año 500 000 toneladas de azúcar para el consumo interno y planeaba vender a China 400 000 toneladas, como parte de un acuerdo permanente con el país asiático.

 

Foto: flickr/ lezumbalaberenjena