Cuba registra una de las peores zafras de su historia

La zafra azucarera 2020-2021 quedó en un 66 por ciento de los 1,2 millones de toneladas planificadas, de por sí pocas en comparación con ejercicios anteriores
Sólo se cumplió el 66% del plan, de por sí estrecho en comparación con ejercicios anteriores
 

Reproduce este artículo

La zafra azucarera 2020-2021 fue una de las peores que se han realizado en la historia de Cuba, al quedarse sólo en un 66 por ciento de cumplimiento de lo planificado, informó el presidente del Grupo Azucarero Azcuba, Julio García Pérez, en la reunión del Consejo de Ministros correspondiente a junio.

El incumplimiento del plan de 1,2 millones de toneladas, ya de por sí escueto en comparación con ejercicios anteriores, obedeció, de acuerdo con el funcionario, a dificultades financieras, afectaciones climatológicas, problemas acumulados en la infraestructura de los centrales, indisciplina laboral y tecnológica, y deficiencias en la dirección.

Según García Pérez, citado por el oficialista Granma, la pasada zafra se caracterizó por un alto tiempo perdido en la cosecha y el transporte; deficiencias organizativas y de dirección en los colectivos de corte; bajo cumplimiento de la tarea en el horario de la madrugada y la mañana; equipos rotos por varias horas con solución; y baja calidad de la materia prima que entraba a la fábrica, que no logró los índices de madurez esperados.

Ante ese panorama descrito por el titular del grupo azucarero en la reunión, el primer ministro cubano, Manuel Marrero, anunció la creación de un grupo de trabajo que “evaluará integralmente la situación de la zafra azucarera, la industria y las tierras dedicadas al cultivo de la caña, así como la producción de azúcar y sus derivados en el país”.

Teniendo en cuenta los resultados que se obtengan, dijo Marrero, siempre según el órgano oficial del Partido Comunista y único de Cuba, “se adoptarán las medidas que correspondan para garantizar en un futuro la vitalidad de estas actividades, que tanto han significado en lo económico y en la historia de Cuba”.

De los 156 centrales operativos en Cuba antes de 1959 quedan 56, y sólo 38 de ellos molieron en la cosecha 2020-2021, puntualizó la agencia española EFE en su reporte sobre la reunión de los ministros del régimen.

Los 5,6 millones de toneladas de azúcar recolectados en 1959 al triunfo de la Revolución, o los siete y hasta ocho millones en las mejores temporadas (entre 1970 y 1989), se han reducido a poco más de un millón de toneladas proyectadas para la actual zafra, agregó.

El sector azucarero es considerado estratégico en la economía cubana por su aporte de divisas mediante las exportaciones de azúcar, alcohol -fundamentalmente ron-, energía y otros derivados.

Sin embargo, desde 1990 la tendencia de las zafras es a la baja, lo cual es justificado por el régimen con los impactos del embargo estadounidense en la economía de la isla, que causaría obsolescencia tecnológica y falta de fertilizantes y combustibles.