Cuba: Fijan nueva fecha para el juicio por la muerte de la niña Paloma
En su momento se culpó a la enfermera que la trató por negligencia médica, quien fue citada para juicio en agosto, aunque fue aplazado
Yaíma y la pequeña Paloma
 

Reproduce este artículo

Yaima, la madre de la pequeña Paloma, que murió por negligencia médica el 9 de octubre de 2019 en un hospital cubano, anunció que la enfermera responsable por la falta será enjuiciada el 16 de octubre.

“Ya tenemos fecha otra vez. El 16 de octubre de 2020 será el juicio. Esperemos que se le haga”, comentó la madre de la niña fallecida en su post de la red social Instagram.

Fue el 7 de octubre de 2019 cuando Yaima llevó a Paloma Domínguez Caballero, su hija de un año, al policlínico Betancourt Nenínger, ubicado en la Zona 15 del reparto de Alamar, para ponerle una vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola, pero esto provocó una reacción en la pequeña que le costó la vida. 

Junto a su esposo, el padre de Paloma, salió de Cuba tras la tragedia, a causa de amenazas que recibían de la Seguridad del Estado por haber denunciado el caso, al que el presidente Díaz-Canel sólo se refirió en un mensaje de Twitter lamentando que era una pena que se hubiera politizado.

Fallo múltiple de órganos fue la causa de muerte que escribieron en el parte de defunción de Paloma, el documento que dictamina la funeraria a partir del acta emitida por Salud Pública.

En su momento se culpó a la enfermera que la trató por negligencia médica, quien fue citada para juicio en agosto, aunque fue aplazado, según informó la madre en redes sociales y replicaron medios independientes en su momento.

Las autoridades cubanas aseguran que una Comisión del MINSAP se encargó de esclarecer el asunto. En noviembre de 2019, el Ministerio de Salud Pública de Cuba informó los resultados de la investigación realizada para esclarecer lo que el propio ministerio ha calificado como “un evento adverso asociado a la vacunación con PRS” (aplicada contra Parotiditis, Rubéola y Sarampión).

Las causas del lamentable suceso habrían sido “violaciones de las normas establecidas en la vacunación, provocados por negligencias durante el proceso de conservación, preparación, manipulación y exposición del bulbo utilizado”.

Todavía hoy, Yaima, como es de esperar, continúa sumida en la tristeza, como dejó ver en un video que publicó el 3 de octubre. Y no es para menos, porque su hija cumplió un año en esa misma fecha de 2019 y la perdió sólo seis días más tarde.