“Me la mataron con solo un añito”: madre cubana denuncia muerte de su hija, vacunas estarían en mal estado

Yaima Caballero, una madre cubana, denunció este viernes a través de su cuenta de Instagram la muerte de su niña de un año, Paloma Domínguez Caballero, el pasado 9 de octubre a las 10 de la noche, como consecuencia de una presunta negligencia médica.

A la izquierda está como la llevé cuando la fui a vacunar y a la derecha como me la devolvieron y la vacuna era según ellos contra todas las enfermedades...... me la mataron y tengo que conformarme con eso?????????”, escribió en su denuncia, que acompañó de dos fotografías de la pequeña.



Más tarde, en otra publicación, la mujer escribió que “ya esta cuenta no tiene sentido”, porque sus publicaciones “eran solo fotos de mi princesa, solo fotos lindas de ella quería compartir, pero me la mataron con solo un añito por negligencia médica”.

Ya no hay más nada que publicar, y a todas las mamás que seguía por aquí ya no podré hacerlo pues no tengo el valor por ahora de ver fotos de sus lindos bebés, que Dios se los bendiga siempre. Nos han matado sin derecho a nada... Gracias a los que siempre me seguían y comentaban algo. Ya no existimos más mi nené ni yo”, agregó.


Publicación en Instagram

Yunior Camilo Cabrera compartió un texto de la usuaria Yaimet Medida Álvarez, familiar de la fallecida, en el que se precisa que la madre de la niña acudió al policlínico Neninger ubicado en Alamar, Habana del Este.

(…) La mamá de esta bebe acude al policlínico Neninger ubicado en Alamar, Habana del Este para ponerle la vacuna del año que corresponde al esquema de Vacunación del PAMI Nacional”, relató la mujer.

Unas horas después que la niña recibió su vacunita comenzó a presentar un cuadro clínico complicado que en menos de 72 horas le costó la vida. Ahora quién le puede explicar a nuestra familia que una niña que entró de la mano de su mamá gozando de perfecta salud a esta institución pública de la salud hoy ya no esté con nosotros”, agrega.

Medina Álvarez asegura que otros tres bebés más se encuentran en la misma situación, “en estos momentos aún luchan por sus vidas, como luchó nuestra Paloma como toda una guerrera.

(…) nuestra familia necesita una explicación de lo sucedido, nada va aliviar el dolor que hoy sentimos en nuestros corazones sobre todo esos padres Yaima y Osmany que tienen el alma desgarrada y no es para menos”, agregó la mujer.



Marta María Ramírez, feminista y activista cubana, contó en Twitter que había visto en WhatsApp información relacionada con la presunta negligencia médica denunciada por Caballero. Las cifras mencionadas son alarmantes. 

De acuerdo con Ramírez, habría más de 20 niños graves en la localidad de Alamar por la inoculación de vacunas vencidas, mala manipulación o “fallas en la cadena de frío”, y habrían muerto al menos dos pequeños. La activista pidió al Ministerio de Salud Pública que confirme la información que circula en redes.

Crece movimiento antivacunas. Esto es triste y serio”, consideró la activista.



En los comentarios a su publicación, Ramírez dice que se le atribuye la muerte a la vacuna DPT. La DPT se conoce también como “triple bacteriana”, y se aplica contra la Difteria, el Tétano, y contra la bacteria causante de la Tos ferina.

Las autoridades cubanas, sin embargo, no han emitido hasta el momento ningún comunicado confirmando, negando o explicando la situación.