Prohíben regresar a La Habana a periodista independiente tras detención arbitraria

Cuba es el país de América con menos libertad de prensa y octavo a nivel mundial, según el listado de 2022 de Reporteros Sin Fronteras
Pedro L. Hernández, periodista independiente y director de capacitación del Iclep. Fotomontaje: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Pedro Luis Hernández, periodista independiente y director de capacitación del Instituto Cubano por la Libertad de Expresión y Prensa (Iclep), fue detenido este miércoles en La Habana por la policía política, que lo “arrestó, amenazó, robó el teléfono y deportó para su provincia”, según el Iclep.

El Iclep alertó el miércoles en la tarde que el comunicador estaba “en paradero desconocido” desde el mediodía. “Hernández se encontraba en una asignación de trabajo en La Habana y nunca llegó a la entrevista que tenía programada”, explicó la institución en un comunicado de redes sociales.

 

“Por motivos de seguridad, el periodista debía llamar a su esposa a la una de la tarde y nunca lo hizo. Se ha estado llamando a su teléfono y tampoco responde”, explicó en ese momento el Iclep, cuyos directivos también contactaron con la Dirección General de la Policía Nacional Revolucionaria (PNR), donde les “aseguraron que Pedro Luis Hernández no aparece en los registros de detenidos de ninguna unidad de La Habana”.

Tras horas de incertidumbre, se conoció que Hernández fue arrestado arbitrariamente y “deportado” a su provincia de residencia, Sancti Spíritus. El periodista dijo al Iclep que un oficial de la Seguridad del Estado, identificado como “Ernesto”, ordenó a los policías lo condujeran a la terminal de ómnibus donde lo encerraron en un cuarto y lo interrogaron.

“Quería saber que yo hacía en La Habana. Me preguntaba a qué me había enviado Normando [director general del Iclep]. Al yo no responderle golpeó la mesa y me dijo en forma agresiva que era un gusano enviado por Normando, que no me quería ver más en La Habana porque de lo contrario se me complicarían los viajes”, explicó Hernández.

Tras cuatro horas detenido, el oficial de la Seguridad lo condujo al andén y lo montó en un ómnibus con destino a Ciego de Ávila, alertando al chofer de dejarlo en Sancti Spíritus.

Al periodista también le decomisaron el teléfono sin que le dieran un documento legal y le prohibieron regresar a La Habana, agregó el Iclep en una nota.

“El periodista Pedro Luis Hernández, es una persona sumamente pacífica, es cristiano y no tiene enemigos, a no ser los represores de la dictadura cubana, que lo persiguen para que desista del ejercicio del periodismo independiente”, publicó la institución en su denuncia del miércoles.

 

Cuba es el país de América con menos libertad de prensa y octavo a nivel mundial, según el listado de 2022 de Reporteros Sin Fronteras (RSF). Ubicada este año en el puesto 173, la isla bajó dos lugares con respecto a 2021, cuando se encontraba en el 171.

“Las televisiones, radios y periódicos están estrechamente vigilados por el Estado, y la prensa privada sigue estando prohibida por la Constitución”, indica RSF.

El Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, por sus siglas en inglés) recientemente condenó la aprobación por el Parlamento de Cuba, a petición del régimen comunista, de un nueva Código Penal, porque “podría dañar gravemente al periodismo independiente”.

“Estamos alarmados por la aprobación del nuevo Código Penal de Cuba, que criminaliza aún más el trabajo de los periodistas independientes en la isla al prohibir el financiamiento extranjero y pone en grave riesgo su existencia y sostenibilidad”, declaró Ana Cristina Núñez, directora general de América Latina y el Caribe del CPJ, en un comunicado.

La legislación prohíbe a los ciudadanos cubanos recibir fondos extranjeros y podría usarse para silenciar a los medios y periodistas independientes que dependen de este tipo de financiamiento para operar, como documentó el CPJ en un informe.