Caibarién sin telefonía ni internet: cortaron cable mientras reparaban acueducto

El municipio cubano de Caibarién quedó sin conexión telefónica y de internet, luego de que una máquina de perforación del suelo cortó el cable coaxial que lleva el servicio desde Santa Clara
Trabajos de acueducto en Caibarién. Foto: Cortesía del autor
 

Reproduce este artículo

El municipio de Caibarién quedó sin conexión telefónica y de internet este jueves 22 de abril, luego de que una máquina de perforación del suelo cortó el cable coaxial proveniente de Santa Clara, capital de la provincia Villa Clara.

El accidente, ocurrido en la mañana y cuyos responsables pertenecen a una brigada estatal instaladora de tubos plásticos, originó una masiva interrupción de la telefonía e internet en toda la región que ocupa el centro norte de la isla, durante más de 10 horas.

Las tareas de mantenimiento al circuito principal que suministra agua potable al municipio, así como a ramales defectuosos, también ocasionaron que, desde el lunes 19 abril, haya interrupciones en el suministro del líquido.

La brigada de Acueductos radicada en el polo turístico de Cayo Santamaría, perteneciente a la Empresa de Construcciones Militares del Grupo Empresarial Gaviota S.A., recomenzó a extraer del subsuelo local las antiguas e inservibles cañerías, una demanda que tenían los ciudadanos desde has años.

“En Caibarién se trabaja por mejorar el abasto de agua a la población”, afirmó Julio César Amores Hernández, director de la Empresa de Mantenimiento y Reparación de Obras Hidráulicas (EMROH) en un programa radial.

Señaló como un gran logro “que se habían rehabilitado hasta el momento 450 metros para [el barrio de] la Ciudad Pesquera, por lo que ya no recibirán el agua por pipas ni en cubos, sino a través de redes” hidráulicas.

Asimismo, se sustituyeron 170 metros de tuberías en la conductora de Rojas 1 y Rojas 2. Esta semana se trabajaba frente al Zoológico Municipal, a la entrada del poblado, donde existe un “reducido” de tuberías de 600 milímetros a 350, que serán sustituidas por tubos de polipropileno de alta densidad, de 630 milímetros, ganando en caudal y mejoría del abasto a la ciudad.

El director de la EMROH Centro había advertido a la población que almacenaran agua, pues a partir del miércoles pasado, debían comenzar las labores de conexión, afectando el abasto hasta el último sábado, aproximadamente.

La realidad no solo desdijo tales planes, sino que sorprendió al pueblo este jueves con otro corte imprevisto por espacio de más de 10 horas, pero de todas las comunicaciones, que colapsaron.

La causa fue la impericia de un operario, y la ausencia en el lugar de las obras de un especialista en logística que advertiría sobre la ubicación de la red paralela de cables y sistemas soterrados que resultó dañada.