Congresistas de Florida piden restablecer servicios consulares en Cuba

Díaz-Balart, Salazar y Giménez pidieron a Biden que “dentro de todas las normas y reglamentos aplicables” adopte “las medidas posibles para restablecer los servicios consulares”
Congresistas de Florida María Elvira Salazar, Carlos Giménez y Mario Díaz-Balart. Collage: ADN Cuba
 

Reproduce este artículo

Mario Díaz-Balart, María Elvira Salazar y Carlos A. Giménez, congresistas del sur de Florida, pidieron este jueves a la Administración Biden que “dentro de todas las normas y reglamentos aplicables”, adopte “las medidas posibles para restablecer los servicios consulares regulares en Cuba”.

Los representantes republicanos solicitaron mediante una carta priorizar el acceso consular de activistas cubanos a favor de la democracia y los derechos humanos, así como aquellos ciudadanos con urgentes necesidades humanitarias o médicas.

“Estamos en el Congreso federal porque hay votación. Mis compañeros del sur de la Florida [y yo] (…) estamos los tres trabajando por la reunificación de la familia cubana”, dijo Salazar en un video, acompañada de Giménez y Díaz-Balart.

“Sabemos que hay cientos de miles de madres separadas de sus hijos, de los nietos que no las pueden ver, y por eso hoy es un día importante”, añadió la representante.

Mario Díaz-Balart señaló que “una vez más le hemos insistido –esta vez por carta– al presidente Biden, a su administración, que por fin comience el proceso de la reunificación, pero también protegiendo al personal norteamericano, no ayudando al régimen [cubano]”.

El congresista considera que “se puede hacer si la administración lo quiere, y se puede hacer de una forma adecuada, que es lo que estamos insistiendo”. Por su parte, Giménez aseguró que seguirán pidiéndolo “hasta que lo logremos”.

En la misiva, los políticos cubanoamericanos calificaron de “insultante” para muchos electores de sus distritos “cuando los agentes del régimen y sus favoritos, como los jugadores profesionales de béisbol, pudieron acceder a los servicios consulares en la isla, mientras que la gran mayoría de los cubanos, más merecedores, se vieron obligados a viajar a un tercer país con un considerable monto de gastos”.

Señalaron la necesidad de investigar exhaustivamente a los solicitantes de visas para evitar que represores de los derechos humanos en Cuba ingresen a los Estados Unidos. Abogaron por la rápida reanudación del Programa de Permiso de Reunificación Familiar Cubano (CFRP), detenido desde la reducción de funcionarios norteamericanos en la isla, en septiembre de 2017, “debido a preocupaciones justificables” respecto a “la salud del personal estadounidense en La Habana”.

Los representantes también defendieron la propuesta bipartidista de una Ley de Modernización de la Reunificación Familiar para los Cubanos (2021), para resolver los retrasos acumulados en el programa.

La legislación “autoriza al Departamento de Estado, en coordinación con el Departamento de Seguridad Nacional y el Departamento de Defensa, a reanudar el procesamiento de las solicitudes de CFRP, incluida la realización de entrevistas en persona en la Estación Naval de EE.UU. en la Bahía de Guantánamo, Cuba, a menos que se pueda encontrar otro lugar adecuado en la isla”.

 

EEUU enviará funcionarios a La Habana para tramitar visas

Brian A. Nichols, subsecretario de Estado, dijo este jueves a legisladores que Washington enviaría “funcionarios consulares de servicio temporal” a la embajada de La Habana en un “futuro no muy lejano” para incrementar el procesamiento de visas.

Además, la Casa Blanca recibió recomendaciones de facilitar el flujo de remesas a Cuba y “esperamos su decisión”, indicó el alto funcionario, según información de la agencia de noticias Reuters.

En noviembre, un alto funcionario estadounidense dijo que la Administración Biden había recibido propuestas para el envío de remesas, pero algunas habían sido detenidas con la recomendación de seguir trabajando para garantizar que el dinero enviado por cubanoamericanos a sus familias en la isla no caiga en manos del régimen comunista de Cuba ni de su ejército.

Nichols dijo que ese seguía siendo un objetivo clave en cualquier movimiento para expandir las remesas. “Las recomendaciones están en la Casa Blanca, esperamos su decisión”, le comunicó a un subcomité de la Cámara de Representantes de Estados Unidos sobre política del Hemisferio Occidental.

Cuando se le preguntó qué tendría que hacer el régimen de Cuba para asegurar un mayor compromiso de Estados Unidos, Nichols dijo que una acción de ese tipo podría incluir la liberación de los presos políticos arrestados desde las protestas de julio y permitir una mayor libertad de expresión y acceso a Internet.