Comienza a funcionar en La Habana mercado mayorista para cuentapropistas
Con algunos problemas en su primer día, abrió las puertas en La Habana el mercado mayorista para cuentapropistas
Comienza a funcionar en La Habana mercado mayorista para cuentapropistas
 

Este 24 de julio comenzó a funcionar en La Habana el primer mercado mayorista para cuentapropistas. La plataforma estatal Cubadebate publicó un artículo donde explica que Mercabal, nombre del mercado, es el primero de este tipo para las formas no estatales de gestión.

Inaugurado este jueves, el Mercabal busca brindar "múltiples beneficios y garantías", lo cual según el mencionado sitio oficialista, "repercutirá en una mejor calidad del servicio a la población".

Es su texto, Cubadebate señala que funcionará de forma exclusiva mediante el uso de tarjetas magnéticas, y solo para cuatro actividades: "servicios gastronómicos en cafeterías, en restaurantes y bares de recreación y dulcería-panadería".

Si bien el mercado es mayorista, Harold Pérez Teira, viceministro de Comercio Interior, precisó en conversación con la Agencia Cubana de Noticias (ACN), que a los clientes "por estos días solo se les venderá una cantidad determinada de volúmenes por producto, que irá en aumento en la medida que los proveedores amplíen sus suministros, sin olvidar que muchas materias primas son importadas".

El funcionario agregó que "progresivamente otras figuras del sector no estatal podrán recibir los servicios de Mercobal de acuerdo con la ampliación de los recursos".

Recordó además que en agosto en La Habana se abrirán otros dos mercados mayoristas, uno en San Miguel del Padrón y otro en Playa, y luego de manera paulatina en el resto de las provincias, como anunció la ministra del sector, Betsy Díaz Velázquez, en la edición del pasado miércoles del espacio radiotelevisivo Mesa Redonda.

Por su parte Luis Hernández Bruzón, director de Mercobal, explicó a la ACN que esta unidad abrió sus puertas el 16 de marzo del 2018 pero solo para atender a cooperativas no agropecuarias, y luego en 2019, extendió sus servicios a los trabajadores por cuenta propia del municipio Plaza de la Revolución y a restaurantes del Barrio Chino.

El directivo explicó además que los problemas ocurridos en este primer día de la nueva gestión —demora en el proceso de negociación y contratación— se debieron a "la llegada intermitente de mercancías, el no contar aún con todos los medios informáticos para agilizar los trámites y la necesidad de responder a inquietudes y dudas de los usuarios".

La nueva forma de comercio pretende mantener en oferta cárnicos, bebidas, aceite, harina, arroz, cigarros y tabaco, entre otros insumos.