Cinismo del poder: ¿Mariela cree que Oshún y la Virgen de la Caridad son castristas?
Mariela Castro afirmó que dos de los mayores símbolos religiosos en la isla, la Virgen de la Caridad del Cobre y la deidad afro Oshún, bendijeron a Fidel y a la dictadura más añeja del hemisferio occidental
Mariela Castro, hija de Raúl Castro. Foto: Tomada de Zimbio
 

Reproduce este artículo

Mariela Castro Espín, la princesa del régimen que su familia impuso en Cuba vuelve a hacer gala de su cinismo –porque ignorante no es–, y del desprecio que tiene por los cubanos. Afirmó que dos de los mayores símbolos religiosos en la isla, la Virgen de la Caridad del Cobre y la deidad afro Oshún, bendijeron a Fidel y su mal llamada “revolución”, que no ha sido otra cosa que la dictadura más añeja del hemisferio occidental.

La hija del general Raúl Castro continúa tratando de lavar la imagen del régimen con pronunciamientos como este, que pretende borrar de un plumazo décadas de persecución a religiosos bajo el dominio del Partido Comunista, la empresa familiar.

Según la directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex), la católica Virgen de la Caridad, que en el proceso de sincretismo con religiones de origen africano es identificada con Oshún, son poco menos que comunistas.

Haciendo uso del nombre con que identifican los cubanos a la representación de María, que es considerada la Patrona de Cuba, Mariela Castro escribió en Twitter: “Gracias Cachita por protegerlo, por amparar a Fidel y a la Revolución Cubana”.

Como si fuera poco, añadió que “Oshún no aceptará ofrendas de mercenarios y traidores”.

Al parecer, la polémica declaración de la infanta castrista –que ya ha sido debidamente respondida por cientos de cubanos en redes sociales–, prepara el terreno para la ofensiva de propaganda oficial contra la iniciativa opositora “Revolución de los girasoles”, convocatoria a acciones pacíficas que utilizará la flor asociada a ambos símbolos religiosos.

La Unión Patriótica de Cuba (Unpacu) convocó a “todos los cubanos vivan donde vivan” a sumarse a “acciones cívicas” que se desarrollarán en apoyo a las demandas de “las plataformas Cuba en Crisis, por la liberación de la Ayuda Humanitaria y Cuba Decide por el cambio democrático”.


El 3 de septiembre, a propósito de la celebración este martes 8 de la festividad en honor a la Virgen de la Caridad del Cobre, Patrona de Cuba, la organización opositora y aliados dijo que estará “desarrollando diversas acciones de carácter no-violento en firme rechazo a la tiranía castrocomunista y a sus políticas generadoras de profunda miseria, injusticias y opresión”.

Para ellos, Unpacu invita a los participantes en la iniciativa Solidaridad entre Hermanos –responsables del cargamento humanitario enviado por exiliados– “a sumarse a las acciones en demanda de la liberación de las donaciones arbitrariamente retenidas por la dictadura”.

También, en un comunicado instan “a todos los promotores y simpatizantes de la iniciativa Cuba Decide a reclamar públicamente a la dictadura que se someta a la voluntad ciudadana y salga del poder, dando paso al cambio político en la Isla, única solución definitiva a la crisis que atraviesa la nación”.

La Unpacu, encabezada por José Daniel Ferrer, pide “a todos los cubanos de buena voluntad” que secunden las acciones de lo que han llamado la “Revolución de los girasoles”. Para ello deben exigir sus propios reclamos, “o haciéndose eco de una o de las dos demandas anteriores”, explica el grupo político.

El momento principal de esta iniciativa se fijó para el próximo 8 de septiembre, en recordación de las acciones del 2019 que se conocen como “la Marcha de los Girasoles en defensa de los derechos humanos y la libertad de todos los presos políticos”.

La Unpacu explica que entre las acciones que proponen, “y que ya comenzamos a realizar”, están “identificar el frente de nuestros hogares con un girasol o con un lazo de color amarillo”.