Cimex desmiente venta en MLC de combustible a partir del 1 de noviembre

"El combustible mantiene su comercialización en CUP (pesos cubanos) a través de los diferentes medios de pago existentes", aseguró la corporación en sus canales oficiales
Cimex desmiente venta en MLC de combustible
 

Reproduce este artículo

La corporación cubana Cimex, dependiente del conglomerado empresarial de control militar GAESA, desmintió este sábado los rumores que alegaban que empezaría a comercializar combustible en MLC a partir del inicio de noviembre.

“La Corporación Cimex desmiente las noticias que están circulando en las redes sociales sobre la comercialización de combustible en moneda libremente convertible (MLC) a partir del lunes 1ro de noviembre. Esta noticia es falsa”, sostuvo la entidad en un comunicado divulgado en sus canales oficiales.

“Informamos a nuestros clientes que el combustible mantiene su comercialización en CUP (pesos cubanos) a través de los diferentes medios de pago existentes”, agregó CIMEX.

La compañía admitió en una comunicación posterior difundida por medios oficialistas que varios clientes han tenidos inconvenientes para pagar con tarjetas de combustible en moneda nacional, lo cual pudo haber sido una de las causas del rumor.

Para minimizar las fallas técnicas causantes de estos inconvenientes y los “efectos colaterales”, “se habilitaron aplicativos en los sistemas actuantes y se trabajó con ETECSA en mejorar la conectividad y anchos de bandas, donde fuera posible, según las disponibilidades existentes”.

CIMEX recordó que sus servicentros operan diversos medios de pago electrónicos, por lo que recomendó el uso de otras formas de pago cuando las tarjetas de combustible fallen y subrayó que los empleados deben dominar a plenitud todas las alternativas, para asesorar correctamente a los clientes ante cualquier dificultad.

Las tiendas en divisas o MLC fueron introducidas originalmente para comercializar equipos electrodomésticos y alimentos y artículos de aseo de gama alta. 

Se suponía su existencia no iría en detrimento de la disponibilidad de productos en los establecimientos que comercializaban en el extinto CUC y ahora en CUP, pero en la práctica se han erigido como las únicas tiendas con cierta disposición de mercancías, de cualquier gama, por lo que las versiones de que el combustible y otros productos y servicios se comercializarán en MLC resultan creíbles para la mayoría de los cubanos.

Durante los dos últimos años, la habitual crisis de oferta de Cuba se ha visto acrecentada por los embates de la pandemia de coronavirus y la reticencia gubernamental a emprender reformas que liberen las fuerzas productivas del país.

Las tiendas en MLC, a la que sólo pueden acceder cubanos con acceso a remesas familiares o divisas obtenidas por otras vías en el exterior del país, son los únicos sitios que parecen escapar por momentos de la aguda escasez de alimentos y artículos de primera necesidad.

Por ello en sus alrededores se forman a diario enormes colas y se generan prácticas como la compraventa de turnos para acceder a ellas y la reventa de lo que allí se comercializa.