Cimex asegura que pidió a Western Union entregar remesas en MLC

A pesar de lo que digan sus dirigentes en público, el castrismo está en permanente estado de búsqueda y captura de dólares. Lo prueba pequeñas revelaciones como esta
Western Union
 

Reproduce este artículo

Hace más de año Fincimex solicitó a Western Union la posibilidad de pagar remesas en MLC a los cubanos, reveló este 28 de octubre la compañía cubana controlada por militares, en un post divulgado por su casa matriz, Cimex.

El trámite “no se ha concretado a diferencia del resto de las compañías norteamericanas y del mundo que se incorporaron a esta modalidad en octubre 2019, con el inicio de la red MLC”, agregó Cimex en un tweet publicado este miércoles.

La entidad financiera que controla el recibo de las remesas a la isla no dio más detalles sobre por qué el trámite fue en vano, pero es presumible que WU quisiera evitar sanciones del gobierno estadounidense, muy interesado en cortar las fuentes de financiamiento del régimen castrista.


“Desde que la administración publicó la política nuestra hacia el régimen comunista en La Habana, hemos tomado una serie de medidas a lo largo de los últimos años que aumentan la presión al régimen. Estamos hablando hoy sobre las remesas, es una de las maneras mediante las cuales el régimen consigue dinero que alimenta su represión”, señaló el recientemente subsecretario de Estado adjunto Jon Piechowski.

La víspera, Fincimex anunció que cerrarían 400 establecimientos de WU en Cuba debido a las sanciones de Estados Unidos que entrarán en vigor el 27 de noviembre. El borrador de la nueva sanción, con fecha de 22 de octubre, expresa que "nada autoriza una transacción relacionada con la colección, reenvío o recepción de remesas que involucren a cualquier entidad o subentidad identificada en lista restringida".

Western Union dijo estar preparada para continuar con sus servicios en Cuba. “Nuestro objetivo es continuar brindando servicios esenciales de transferencia de dinero a los clientes, muchos de los cuales dependen de las remesas de sus seres queridos para satisfacer sus necesidades diarias”, declaró Western Union a Radio Televisión Martí tras conocer el anuncio de los militares.

Desde el  5 de junio, el gobierno estadounidense sancionó a Fincimex y dijo que esta medida "ayudará a abordar los intentos del régimen de controlar el flujo de divisas que pertenece al pueblo cubano".

Fincimex fue constituida en Panamá como una sociedad privada cubana en 1984, es subsidiaria de CIMEX y está bajo la sombrilla del Grupo de Administración de Empresas (Gaesa), controlado por las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Desde 1999, Western Union cuenta con autorización del Departamento del Tesoro para operar en Cuba, donde cuenta con más de 420 sucursales radicadas en 168 municipios del país. Aunque la compañía no reporta datos sobre el valor de sus transacciones, es el mayor operador de los 3500 millones de dólares que anualmente llegan en remesas a destinatarios radicados en la Isla.