Castrismo quiere evitar migración de santiagueros a La Habana
La libertad de movimiento está limitada en gran medida en Cuba, y los que más la sufren son los naturales de las provincias orientales, las más empobrecidas.
Castrismo quiere evitar migración de santiagueros a La Habana
 

Reproduce este artículo

Como parte de la visita de las autoridades del régimen por el país, la plataforma estatal Cubadebate se refirió al análisis que hiciera el vicepresidente Salvador Valdés Mesa de la situación migratoria interna de la provincia Santiago de Cuba, caracterizada por el éxodo hacia el occidente del país.

Se refirió a "las estrategias territoriales para contener este comportamiento en el menor tiempo posible" porque según el vicepresidente, "el proceso de migración debe entenderse en dos sentidos: el movimiento desde los municipios hacia la cabecera provincial y de esta a La Habana, Matanzas, Artemisa y Mayabeque".

En estos cuatro territorios existe "gran cantidad de población flotante", lo cual pudo comprobarse con los cierres que se realizaron como parte del enfrentamiento al nuevo coronavirus, aseguró.

Por su parte la gobernadora de la llamada Ciudad Héroe, Beatriz Johnson Urrutia, explicó que los santiagueros radicados en las zonas rurales que se trasladan a las provincias de Artemisa y Mayabeque, lo hacen "por las posibilidades de desarrollo agrícola", lo que se traduce en mayores ingresos por igual trabajo que en sus territorios de origen.

La funcionaria señaló a los municipios más poblados: Santiago de Cuba, Palma Soriano y Contramaestre, como "los de mayor incidencia en la emisión de ciudadanos hacia las regiones del archipiélago antes mencionadas", y de igual manera refirió "el establecimiento, muchas veces en condiciones de insalubridad, de personas procedentes de San Luis, Songo-La Maya y Mella en la capital de la provincia, quienes visualizan aquí mejores ofertas laborales, desarrollo intelectual y económico, y propuestas lúdicas y de ocio".

Dado lo sostenido de esta situación, Valdés Mesa se interesó por las acciones a emprender por parte de las autoridades de la provincia, a lo que la gobernadora respondió que para ello necesitan impulsar instalaciones industriales, así como "promover los polos productivos y la infraestructura del transporte, el desarrollo de las infocomunicaciones y de atractivos turísticos como el Parque Baconao y el municipio Guamá, la distribución territorial de los servicios y el incremento de la industrialización en el sector agrícola".

No obstante, el vicepresidente remarcó la necesidad de hacer cumplir lo establecido por el ordenamiento territorial, algo que refirió "como garantía de una sociedad y una comunidad mejor organizada y orientada al país próspero que se pretende", pero que en realidad señala la limitación de movimiento que sufren los cubanos dentro del territorio nacional, algo que forma parte de la política represiva del régimen, que limita el desarrollo de la población.