Castrismo lanza amenazas de muerte a miembros del Movimiento San Isidro

“Podemos acabar con ustedes. No están listos para la prisión. Ustedes no están preparados para la muerte”, así dijo un agente al artista Luis Manuel Otero Alcántara
Vigilancia contra opositores en Cuba
 

Reproduce este artículo

Artistas del Movimiento San Isidro y activistas que apoyaron la reciente protesta del grupo fueron detenidos el martes, en un despliegue que llevó a Amnistía Internacional a calificar la vigilancia como similar a la de una novela de George Orwell.

Luis Manuel Otero Alcántara fue detenido en horas de la tarde por la Seguridad del Estado cuando decidió salir de su casa a pesar del cerco policial que vigila su vivienda desde hace 2 semanas. Luego fue puesto en libertad.

Otero Alcántara relató que el agente le dijo que en ese mismo momento podía amarrarle con una soga a una piedra y tirarlo al mar.

Osmel Adrián Rubio fue detenido al salir de su casa cuando iba “a comprar el pan”, según muestra un video publicado por la madre del activista en la red social Facebook. Rubio salió en libertad unas dos horas más tarde y dijo a Radio Martí que lo habían llevado a una unidad policial en El Cotorro.

La periodista Iliana Hernández, residente en Cojímar, también fue arrestada de manera violenta la víspera al salir de su casa, luego de anunciar que no iba a seguir en su casa porque no estaba presa y que se disponía a asistir a una reunión en la Embajada de España en Cuba.

La Seguridad del Estado detuvo también a la curadora de arte Anamely Ramos y al rapero Maykel Castillo "El Osorbo" cuando salían de la casa de la ex profesora universitaria Omara Ruiz Urquiola, donde estaban bajo arresto domiciliario.

Ambos fueron liberados horas después, según informaron activistas del grupo en las redes, pero han quedado incomunicados sin servicio de Internet.


Todos los detenidos pertenecen al grupo de los acuartelados de San Isidro que se manifestaron pacíficamente durante 10 días por la liberación del rapero contestatario Denis Solís, hasta que fuerzas del régimen los desalojaron por la fuerza.

El lunes fueron detenidos el productor Michel Matos y el escritor y periodista Carlos Manuel Álvarez.

El biólogo y activista Oscar Casanella, uno de los huelguistas que por varios días permaneció en la sede del MSI en La Habana Vieja, dijo a Radio Televisión Martí que desde hace varios días hay vigilancia policial en las afueras de su vivienda, en la calle Rosa entre Boyeros y Ermita, en el municipio Plaza, La Habana.

“Esto está ocurriendo desde el 2 de diciembre, pero ya el domingo perdí la paciencia y salí a llevar a mi niño a pasear al parque y por suerte no se atrevieron a detenerme”, detalló.

El periodista Esteban Rodríguez, colaborador de ADN Cuba, denunció que el persistente cerco policial le impide las tareas más ordinarias como llevar a su hija a la escuela: “Ahora mismo yo tengo que llevar a mi hija a la escuela y no puedo hacerlo, ni llegar a la esquina a acompañarla y ver cómo camina hasta la escuela [primaria] Camilo Cienfuegos, en lo último de [la calle] Cuba”, dijo.

La poetisa Katherine Bisquet y la artista visual Camila Lobón colgaron una sábana en señal de protesta por la ilegal prisión domiciliaria que sufren ellas por más de 13 días. El cartel fue arrebatado poco después pero su denuncia se movió fuerte en redes sociales.

A juicio de Casanella la vigilancia contra todos los se han relacionado con sus protestas, persistirá hasta después del 17 de diciembre fecha en que los cubanos suelen realizar peregrinaciones hasta El Rincón para celebrar el día de San Lázaro y los del Movimiento San Isidro han acordado realizar una peregrinación al Rincón de San Lázaro.