Castrismo bloquea el sitio web de Cubalex

Medios independientes han denunciado innumerables bloqueos a cuentas de opositores, redes sociales, entre otras prácticas del sistema cubano para evitar que se conozcan actos represivos o la población pueda acceder a información de contenido anti-gubernamental.
Cubalex-Bloqueo
 

Reproduce este artículo

La ONG Cubalex denunció este 5 de febrero el bloqueo de su sitio web por las autoridades cubanas, una práctica común del régimen contra opositores e iniciativas de la sociedad civil.

“Hemos recibido reportes de anomalías para acceder a nuestra página web desde Cuba. Luego de la mención anoche a la organización en el noticiero estelar parece que han decidido bloquear la web. Un comportamiento habitual de censura en la red que desarrolla el régimen”, declaró Cubalex en Twitter.

“Con ello se limita el acceso de los cubanos a la información y asesoría legal disponible en nuestra plataforma, a menos que usen un VPN. Pedimos a las personas que están en Cuba nos ayuden a confirmar el bloqueo a la página”, agregó.

Cubalex, que se especializa en el asesoramiento legal a opositores, ha documentado violaciones a los derechos humanos, a la legislación internacional y la propia Constitución cubana por parte del propio gobierno de la isla y sus fuerzas represivas.

 


Medios independientes han denunciado innumerables bloqueos a cuentas de opositores, redes sociales, entre otras prácticas del sistema cubano para evitar que se conozcan actos represivos o la población pueda acceder a información de contenido anti-gubernamental.

Algunos de ellos, como CiberCuba, Cubanet y ADN Cuba están bloqueados permanentemente en la isla, por lo que allí sólo se puede acceder a su contenido a través de VPN.

Es habitual que el régimen suspenda el acceso a la web poco antes de reprimir a disidentes, como hizo el 26 de noviembre antes de desalojar por la fuerza al Movimiento San Isidro de su sede en Damas 955, en el municipio capitalino de La Habana Vieja.

Al respecto, el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ por sus siglas en inglés), denunció bloqueo cibernético en Cuba durante las recientes protestas frente al Ministerio de Cultura, que fue reprimidas por el régimen.

En un comunicado oficial, esta organización dijo que las autoridades cubanas deben dejar de bloquear el servicio de Internet en el país y permitir que los periodistas puedan dar cobertura a las protestas libremente.

Incluso después de que las autoridades restablecieron el servicio de Internet el 27 de enero, éste continuó funcionando de manera irregular durante el resto del día, según el periodista citado y declaraciones de otro periodista que habló con el CPJ.

El CPJ envió un correo electrónico a la Policía Nacional Revolucionaria, al Ministerio del Interior, al Ministerio de Cultura y a ETECSA, la empresa estatal de telecomunicaciones, para solicitar una declaración, pero no recibió respuesta.