Carnicería de Granma vendió carne de cerdo a 85 pesos la libra

La llamada "tarea ordenamiento" provoca que muchas entidades, especialmente del Estado, aprovechen la ocasión para subir precios inmisericordemente. Al final, siempre paga el cubano "de a pie"
Precio de la carne de cerdo
 

Reproduce este artículo

La “tarea ordenamiento” todo lo desordena y ha provocado abusos de quienes en Cuba aprovechan la situación para lucrar a costa del pueblo. Claro está, las autoridades nada dicen y poco hacen para detenerlos.

El periódico La Demajagua, de la provincia oriental Granma, dio a conocer uno de estos casos. La carnicería bayamesa El Encuentro vendía hasta hace poco la libra de cerdo a 85 pesos, “hecho que provocó sanciones a los implicados”, aseguró el medio.

En apenas una semana, o poco más, desde que comenzara la unificación monetaria y cambiaria en el territorio, el gobierno local detectó 492 infracciones. Casualmente, esa cifra es mayor que las violaciones detectadas en el sector privado (6).

La Dirección de Inspección y Supervisión en el territorio indicó que Bayamo y Manzanillo, centran el máximo reporte de incidencias que se concentran en la alteración del monto de la pizza de 15 pesos a 45; en la venta del litro de sirope de 7 a 20, y en el gramaje del pan normado.

En menos de un mes el desorden provocado por la tarea ordenamiento —como llama el régimen a la unificación monetaria y cambiaria— ha provocado un tarifazo de la electricidad, el agua y otros servicios y productos, que provocaron reacciones a veces encunadísimas de la población.

El monto de la tarifa eléctrica y el aumento de precios en los comedores sociales, destinados a personas con bajos ingresos, fueron los que provocaron las críticas más encendidas, debido a que afectan directamente al cubano de a pie o personas de las cuales todo el mundo se compadece.

La largamente pospuesta unificación monetaria consistirá en la desaparición del peso convertible o CUC, creado en 1994 y equivalente al dólar, lo que dejará al peso cubano (CUP), equivalente ahora mismo a 4 céntimos de dólar, como la única moneda local.

La llegada de la unificación monetaria ha provocado que cientos de cubanos acudieran a los bancos y casas de cambio para deshacerse de los CUC, que se devaluaron frente al dólar en el mercado informal.

La eliminación de la doble moneda llega en un momento de fuerte crisis económica. El parón del turismo por la pandemia de coronavirus ha agudizado la ya precaria situación financiera de la isla, golpeada por el endurecimiento del embargo de Estados Unidos, y la crisis de su aliada Venezuela y la tardanza en aplicar las reformas diseñadas para actualizar su sistema centralizado.

Esta necesidad de divisas ha llevado a Cuba a aplicar una "dolarización parcial" de su economía con polémicas medidas en los últimos meses como la apertura de supermercados y comercios en los que no se aceptan las monedas locales y solo se puede pagar en divisas con tarjeta.