Artistas y activistas se burlan de la Wikipedia castrista

Ecured se lanzó oficialmente el 14 de diciembre de 2010 y desde entonces ha sido criticada por verter informaciones calumniosas contra miembros de la llamada disidencia cubana y de servir de medio de comunicación oficial del gobierno.
Ecured
 

Reproduce este artículo

Intelectuales cubanos de la diáspora idearon una nueva estrategia de protesta para exigir la liberación de los presos políticos en Cuba: esta vez, el medio es la “Wikipedia castrista”, Ecured.

La iniciativa, ideada por el historiador Enrique del Risco, consiste en desconocer la página de Ecured sobre cada uno de los que se sumen al reto con un cartel donde se lee el lema “desacato”.

Entre los participantes, hasta el momento, están la actriz y directora de teatro Ketty de la Iglesia, el poeta Manuel Díaz Martínez, el escritor Ángel Santiesteban Prats, el guionista Lilo Vilaplanas y la poetisa Gleyvis Coro.

Ecured se lanzó oficialmente el 14 de diciembre de 2010, con el auspicio del gobierno cubano y apoyado por la Oficina Nacional para la Informatización (ONI) y el Instituto de Información Científica y Tecnológica (IDICT).

Por su fin y características editoriales EcuRed fue calificada en sus inicios por algunos medios como “una versión castrista de Wikipedia”​, sesgada en artículos de política, historia contemporánea y biografías de personajes relevantes en la historia reciente de Cuba”.

Fue criticada por verter informaciones calumniosas contra miembros de la llamada disidencia cubana y de servir de medio de comunicación oficial del gobierno. ​Por ejemplo, la opositora y activista Yoani Sánchez es calificada como “cibermercenaria vinculada al gobierno de Estados Unidos”. ​

Esta semana, un grupo de artistas cubanos pidieron a través de una carta al Museo de Bellas Artes, que retire sus obras, mientras su colega Luis Manuel Otero esté secuestrado en el hospital Calixto García.

Desde el 2 de mayo Otero, coordinador del Movimiento San Isidro (MSI), está retenido en el hospital Calixto García de La Habana sin que se le permitan visitas de amigos y acceso permanente a su teléfono móvil.

No se sabe exactamente cuál es el estado de salud del artista luego de ser internado. Organizaciones opositoras y medios independientes permanecen a la expectativa, pues no sería la primera vez que un huelguista cubano muere mientras permanecía en instituciones de salud cubanas.

Orlando Zapata, el disidente cubano que murió tras 86 días en huelga de hambre en 2010, recibió tratamiento intravenoso en el hospital de Camagüey.

La víspera, el Departamento de Estado de EE. UU. declaró su rechazo a la detención injustificada del artista cubano.

“Estados Unidos rechaza la detención de artistas por ejercer su libertad de expresión. El gobierno cubano no puede silenciar a sus críticos mediante la violación de sus derechos humanos. LMOA y Maykel ‘Osorbo’ Castillo deben ser liberados inmediatamente”, declaró la subsecretaria Julie Chung en redes sociales.