Anamely Ramos pide a cubanos pensar y proponer el país que quieren

La activista e historiadora del arte convocó a todos los cubanos que anhelan una Cuba libre y democrática a pensar conjuntamente en qué país quieren y hacer propuestas concretas
Anamely Ramos
 

Reproduce este artículo

La activista e historiadora del arte Anamely Ramos, una de los cubanos que se acuartelaron durante días en la sede del Movimiento San Isidro (MSI) para exigir la liberación de Denis Solís y el cese de las violaciones a las libertades y derechos en la isla, convocó a todos sus compatriotas que anhelan una Cuba libre y democrática a pensar conjuntamente en qué país quieren y hacer propuestas concretas.

En el contexto de las celebraciones por el día de San Lázaro, una fecha muy especial para muchos cubanos, en la que se depositan numerosos anhelos, los manifestantes de San Isidro convocaron a que como parte de los mismos quienes aman a Cuba incluyeran el deseo de libertad para el país.

A este deseo yo incluiría y convoco a que todos pensemos qué país queremos, con propuestas concretas. Que construyamos un espacio libre y realmente participativo para construir un país mejor. No es sólo salir a las calles y mostrar inconformidad, sino también pensar en positivo y elaborar propuestas concretas encaminadas a la democracia, reflexionó Ramos.

En un video que pidió fuera compartido por esta revista en caso de ser detenida por la Seguridad del Estado, como ocurrió la víspera, la también profesora aseguró que el Estado cubano ha demostrado que “no tiene la capacidad ni la voluntad de conducir al país a un destino cierto”.

Por tanto, afirmó, debemos estudiar y mirar a otros países, para que cuando lleguen oportunidades verdaderas de cambio y negociación saber qué queremos. “Debemos volvernos activos en propuestas y debatir qué país queremos. Es el momento para sistematizar lo que hay en redes sociales, foros y muchos otros espacios, pero que está disperso”.

Para llevar a buen término su idea, Ramos propuso organizar áreas de trabajo y contar con el apoyo tanto de organizaciones de la sociedad civil como de los medios independientes. “El diálogo nacional tiene que ser entre nosotros, poniendo en la mesa lo que queremos tener”, dijo, en contraposición a la reciente propuesta de diálogo que activistas y artistas hicieron al Ministerio de Cultura del régimen.

San Lázaro es un ejemplo de subversión ante el poder por muchas razones. Ese santo al que la gente le tiene devoción no es el santo católico, es el santo que la gente se ha inventado a partir de escenas bíblicas, pero también a partir de su pobreza, su humildad, sus anhelos, deseos, carencias, dolores. 

Que ese San Lázaro se haya hecho realidad a partir de ese imaginario nos habla de todo lo que podemos conseguir cuando perseguimos nuestros anhelos. Para mí Cuba hoy es como ese San Lázaro. La que queremos está en nuestro imaginario, responde a nuestros deseos, pero está en nosotros llevar eso a la práctica”, concluyó la activista, reforzando la pertinencia y utilidad de su convocatoria.

“Toda esa teoría, todo ese debate que hay, debemos llevarlo a la práctica para que finalmente se haga vida para nosotros. Libertad y vida para todos los cubanos, donde quiera que estén”, agregó.

Este martes, Ramos y el rapero Maykel “Osorbo” Castillo fueron detenidos arbitrariamente por agentes de la policía política. Ambos decidieron romper el cerco de vigilancia policial y el arresto domiciliario sin ningún argumento legal al que estaban siendo sometidos en la residencia de Omara Ruiz Urquiola, donde permanecían.

“Nosotros nos merecemos un mejor país. Tenemos que tener la fe de que tenemos todas las capacidades para hacer un mejor país”, dijo instantes antes de su detención Ramos, que fue liberada horas después.