Agricultor denuncia "favoritismo y chanchullo" con entrega de fertilizantes en Cuba
Un productor de arroz residente en la provincia de Granma denunció en la prensa castrista trabas con la distribución estatal de abonos. “Se niegan a entregarnos los insumos correspondientes, los cuales están en existencia en el almacén”, afirmó el campesino
Productores arroceros. Foto: ACN
 

Reproduce este artículo

El campesino cubano Eddy Cañete Pérez (edificio 19, apto. B-7, Grito de Yara, Río Cauto, Granma), asociado a la Cooperativa de Crédito y Servicios Fortalecida (CCSF) Manuel Fajardo Rivero, adscrita a la empresa arrocera Manuel Capote Sosa, denunció en la prensa castrista trabas relacionadas con la entrega de insumos.

El productor de arroz, escribió a la columna “Acuse de recibo”, del periodista oficialista José Alejandro Rodríguez en el diario estatal Juventud Rebelde.

Cañete Pérez “no concibe que, cuando urge la obtención de alimentos como prioridad del país, a él y a otros productores de arroz se les convierta en una odisea el cumplir con esa demanda”, inicia el veterano reporte su sección titulada “Trabas en los insumos”.

El productor refirió en su misiva que los directivos de la entidad que lo representa: “o no entienden o no desean entender la importancia de ese vital producto”.

“Entre tantas trabas de las cuales un libro se haría, la que me insta a dirigirme a la prensa es la del favoritismo y el chanchullo que están frenando el desarrollo de la producción de arroz de quienes ya tenemos las plantaciones en edad que requiere fertilización. Sin embargo, la dirección asume la conveniencia errónea de facilitarles el abono (urea) a quienes apenas comienzan las labores agrícolas”, detalló el campesino.

Cañete Pérez asegura que en varias ocasiones el proceso productivo de muchos arroceros se ha frenado por estas irregularidades mientras unos pocos se benefician.  “Ya es demasiado y hay que ponerle freno a esto, por una supuesta orientación de la empresa arrocera, la cual no tiene sentido, ya que aún no finaliza la ejecución de la campaña de primavera, y se niegan a entregarnos los insumos correspondientes, los cuales están en existencia en el almacén”, cuestionó.

“Desde moras en los pagos hasta impedimentos para cultivar las tierras de las que vivimos yo y mi familia, y con las cuales contribuimos a la alimentación de la población. No espero una respuesta absurda y justificativa. Queremos los insumos y el desmorone de esos obstáculos burocráticos”, concluyó.

La escasez de arroz en Cuba no tiene que ver con la crisis por la pandemia del coronavirus, la excusa de turno que pone el gobierno ante la ausencia de alimentos básicos en los mercados de la isla.

El Doctor en Ciencias Económicas, Pedro Monreal, asegura en un artículo –del que compartió fragmentos en Twitter– que “las causas de la escasez de arroz no se originaron con la crisis de la COVID-19”.

Según el especialista, “el año 2019 fue un año terrible para la cosecha arrocera, reduciéndose en 18 % la producción de 'arroz húmedo y con cáscara'”.

“Al comenzar el mes de julio de 2020 el arroz escasea y los precios se han disparado”, confirmando –como en otros alimentos- que los “topes” de precios decretados por el régimen “han sido un artefacto administrativo que ha fracasado”, explica el prestigioso economista cubano.

Pedro Monreal ofrece datos que demuestran que “la producción de arroz fue decepcionante entre 2013 y 2018”. “Fue el alimento con mayores decrecimientos de producción y de área cosechada entre los principales 12 cultivos agrícolas de Cuba, El otro indicador importante –el rendimiento- apenas creció 1,47 % durante el periodo”.

Las cifras no son nada prometedoras para el cubano de a pie, quien enfrentará una crisis de alimentos agravada en los próximos meses.