Acreedor del régimen ofrece nuevo trato para pago de deudas

Una firma de inversión que tiene créditos que el régimen cubano dejó de pagar hace décadas, está ofreciendo un nuevo acuerdo que “ayudaría a la isla a volver a los mercados internacionales de deuda”
Raúl Castro y Miguel Díaz-Canel. Foto: Tomada de CNN
 

Reproduce este artículo

La firma inversionista CRF I Ltd., el mayor tenedor de deudas del régimen cubano en el London Club, propuso un acuerdo a la administración de Miguel Díaz-Canel que ayudaría a Cuba “a regresar a los mercados internacionales de deuda”.

CRF tiene préstamos que el gobierno castrista dejó de pagar hace décadas. La nueva oferta sugiere “convertir alrededor de $1.4 mil millones de los valores en un préstamo de cupón cero sin pagos hasta 2026”, según una copia de una carta a la que tuvo acceso por el medio especializado en noticias financieras Bloomberg.

El documento está dirigido al presidente cubano designado por el general Raúl Castro, quien recientemente también sustituyó al nonagenario militar como Primer Secretario del Partido Comunista; y a otros diplomáticos del régimen.

En la referida carta, David Charters, presidente de la firma, señaló: "Cuba puede pasar de estar en mora con los acreedores comerciales a recuperar el acceso a prestamistas dispuestos en los mercados financieros globales".

Esta oferta representaría una “amortización del 60% sobre el valor actual neto de los valores”, según la misiva, enviada  antes del VIII Congreso del PCC.

CRF ha realizado “alrededor de $ 4 mil millones en préstamos y otros valores” a Cuba, que el gobierno de la isla dejó de pagar cuando el fallecido dictador Fidel Castro estuvo en el poder entre 1959 y 2008.

De acuerdo al reporte de Bloomberg, la firma de inversiones “ha mantenido la deuda de Cuba desde 2009” y en repetidas ocasiones ha planteado al régimen de La Habana llegar a un acuerdo, “incluida una oferta a principios de 2018, de la cual no obtuvo respuesta”. El grupo acreedor dijo que su última propuesta permitiría al país caribeño “comenzar a restaurar su imagen en el exterior y alejarse de su legado como un moroso en serie”; afirmó además, que es probable que “otros acreedores del London Club lleguen a acuerdos similares”.

En febrero del 2020 CRF demandó a Cuba por falta de pago en un tribunal de Londres.

Cuba en los últimos años ha intentado eliminar viejas obligaciones, principalmente en 2015, cuando llegó a un acuerdo con los miembros de las naciones ricas que integran el Club de París, quienes eximieron al régimen un deuda de 8.500 millones de dólares.

No obstante, con la profunda crisis económica que se ha agudizado en Cuba durante los últimos dos años y la creciente escasez de productos básicos, el régimen castrista incumplió  con los pagos bajo el acuerdo del Club de París en 2019. El año pasado, las dos partes acordaron suspender los pagos durante este período.

Bloomberg precisó además en su reporte que los impagos de Cuba, como en el caso de los valores en poder de CRF, “se había recuperado hasta 36 centavos por dólar a fines de 2016”, tras el acercamiento del ex mandatario estadounidense Barack Obama y Raúl Castro, para restablecer relaciones diplomáticas entre los dos países. Sin embargo, ante el claro estancamiento de la economía cubano, los préstamos -que rara vez se negocian-, “ahora se cotizan a unos 10 centavos por dólar”.

De Cuba aceptar la nueva oferta de CRF, podría surgir una señal para que otros inversionistas y la actual Administración de Joe Biden, noten que el presidente Díaz-Canel estaría a favor del cambio, aseveró la citada fuente.

“Le instamos a que no deje pasar nuevamente este momento histórico, esperamos una respuesta positiva y un compromiso de su parte”, subraya la carta de CRF.