Profesor de Harvard denuncia secuestro de Otero en hospital de La Habana

El académico cubano Alejandro de la Fuente, especialista en esclavitud y relaciones raciales, aseguró que las protestas del Movimiento San Isidro (MSI) y de Otero tienen un trasfondo político, económico y social que el régimen cubano se niega a ver.
DelaFuente-Otero
 

Reproduce este artículo

El académico cubano Alejandro de la Fuente, especialista en esclavitud y relaciones raciales, condenó el enclaustramiento forzoso del artista Luis Manuel Otero y exigió su liberación.

De la Fuente, profesor de Harvard y director del Afro-Latin American Research Institute, agregó que las protestas del Movimiento San Isidro (MSI) y de Otero tienen un trasfondo político, económico y social que el régimen cubano se niega a ver.

Están relacionadas con la exclusión de ciertos grupos sociales en Cuba de la economía orientada al turismo, la precarización de su modo de vida y el olvido del Estado, que los ha dejado a su suerte.

La comunidad afrodescendiente ha sido relegada cada vez más a la marginación durante las últimas décadas, un proceso que no es nuevo, pero que se agravó con las crisis económicas d ellos últimos 30 años, aseguró De la Fuente en un evento convocado por la Universidad de la Florida.

“En otras palabras, las personas que viven en San Isidro simplemente tienen pocas oportunidades de ingresar a la economía privada y relacionada con el turismo que es el único sector en crecimiento dentro de Cuba”, aseguró el investigador, para explicar el por qué de la frustración y las protestas.

Luis Manuel lleva más de tres semanas secuestrado en el Hospital Calixto García, tras iniciar una huelga de hambre y sed en su vivienda el pasado 25 de abril.

A lo largo de las últimas semanas, cuentas de redes sociales asociadas a la Seguridad del Estado han filtrado videos que intentan demostrar el presunto bienestar y la recuperación del paciente, pero que consiguen más bien el efecto contrario.

Ante cada nueva filtración, para la sociedad civil independiente y simpatizantes de la lucha de Otero surgen elementos y muestras que apuntan a que éste estaría recibiendo tratamientos psiquiátricos encaminados a destruirlo mentalmente y borrarlo de la lucha política y artística en la isla.

No se sabe exactamente cuál es el estado de salud del artista luego de ser internado. Organizaciones opositoras y medios independientes permanecen a la expectativa, pues no sería la primera vez que un huelguista cubano muere mientras permanecía en instituciones de salud cubanas.

Orlando Zapata, el disidente cubano que murió tras 86 días en huelga de hambre en 2010, recibió tratamiento intravenoso en el hospital de Camagüey.

El 25 de mayo el Departamento de Estado de EE. UU. declaró su rechazo a la detención injustificada del artista cubano.

“Estados Unidos rechaza la detención de artistas por ejercer su libertad de expresión. El gobierno cubano no puede silenciar a sus críticos mediante la violación de sus derechos humanos. LMOA y Maykel ‘Osorbo’ Castillo deben ser liberados inmediatamente”, declaró la subsecretaria Julie Chung en redes sociales.