Familiares de presos políticos se visten de negro y participan en misa católica

Familiares de cubanos presos por manifestarse el 11 de julio pasado en Camagüey, asistieron a una misa católica vestidos de negro, en protesta por los juicios políticos del régimen
11J: familiares de presos van de negro a misa
 

Reproduce este artículo

Familiares de cubanos presos por manifestarse el 11 de julio pasado en Camagüey, asistieron este domingo a una misa católica vestidos de negro, en protesta por los juicios políticos del régimen comunista.

“Nosotras vestimos de negro porque el negro representa la tristeza que sentimos actualmente por nuestros familiares en prisión, y a la vez la fortaleza por luchar por ellos, por su libertad y porque se haga justicia”, dijo a La Hora de Cuba Ailex Marcano Fabelo, madre de Ángel Véliz Marcano, quien enfrenta 8 años de cárcel.

Además de Marcano, participaron en la misa Virginia Betancourt Verde, madre de Yoel Ylizastigui Betancourt (petición fiscal de 12 años); Disney Azahares Moré, hermana de Dixan Gainza Moré (petición fiscal de 10 años); Mirka Ibáñez Morales, madre de Yadir Ayala Ibáñez (enfrenta 10 años de cárcel); Norma Díaz Hurtado, madre de Luis Emilio Cabrera Díaz (con 13 años) y Melba Garrido González, esposa de Ylizastigui Betancourt.

Según La Hora de Cuba, las mujeres declararon su apoyo a la excarcelación todos los presos políticos del régimen cubano y respaldaron la iniciativa de la organización Damas de Blanco, que saldrá todos los fines de semana a las calles para exigir la libertad.

“Las camagüeyanas nos quitamos el sombrero delante de las Damas de Blanco por su valentía, firmeza y espíritu de lucha, y para diferenciar esa etapa que ellas vivieron luchando por sus familiares también, nosotras vestimos de negro, para representar este cruel presente que estamos viviendo, que es toda una injusticia”, dijo Marcano al medio citado.

En un video compartido en redes, Disney Azahares Moré dijo que “hemos salido todas las madres de Camagüey en representación de las Damas de Blanco, apoyándolas, hemos ido a la iglesia, pedimos la libertad por cada familiar preso, cada día nos sumamos más y seguiremos pidiendo libertad”.

La Asamblea de la Resistencia Cubana (ARC) expresó en Miami su respaldo “cívico y patriótico” a las madres cubanas de Camagüey. Según un comunicado, la coalición de organizaciones de la isla y el exilio “se solidariza con las madres camagüeyanas y las Damas de Blanco por sus valientes protestas por la libertad de todos nuestros presos políticos y de Cuba”.

 

Fiscalía publica cifras oficiales de juicios por 11J

La  Fiscalía General de la República (FGR) reconoció este lunes haber procesado a 27 menores de 16 años por su participación en las protestas del 11J, publicó el portal Cubadebate.

Según la nota del medio oficialista, en la isla los menores de esta edad no son sujetos de Derecho Penal; sin embargo, diez de ellos fueron internados en escuelas “de formación integral y de conducta”, por intervenir junto a adultos en las manifestaciones; y a 17 se les aplicó la medida de atención individualizada en la propia escuela donde cursaban estudios.

De acuerdo con la FGR tras las protestas se han presentado a los tribunales 110 expedientes, con 710 acusados para su juzgamiento, el 69% de ellos detenidos con la medida cautelar de prisión provisional. De ese total, 115 personas tienen entre 16 y 20 años de edad, e irán a juicios antes los tribunales del país.

Unos 55 tienen entre 16 y 18 años, por lo que, según la Convención sobre los Derechos del Niño, son menores de edad. De ellos 28 fueron “asegurados” con la medida cautelar de prisión provisional.

Asimismo, 60 acusados tienen entre 19 y 20 años de edad, y 41 han sido asegurados con prisión provisional. Hasta la fecha el régimen de La Habana reconoce haber realizado 84 juicios contra presos políticos del 11J, en los que han sido sancionados 172 acusados.

Por su parte las organizaciones independientes Cubalex y Justicia 11J han documentado al menos a 1355 personas detenidas durante las protestas, de las cuales 719 permanecen en cárceles de la isla.