Rubén Blades denuncia a las dictaduras de Cuba, Nicaragua y Venezuela

“No hay que tener miedo en decir la verdad de las cosas”, dijo el reconocido salsero panameño
 

Reproduce este artículo

El reconocido salsero panameño Rubén Blades denunció públicamente a las dictaduras de Cuba, Nicaragua y Venezuela, durante un concierto en el James L. Knight Center de Miami, como parte de la gira promocional de su disco, “Salswing”.

Blades señaló que él denunciaba a “la dictadura en Cuba, marxista-leninista sin ningún miedo”, algo que ha estado haciendo desde los años 90, tras la condena a dos años de prisión a la escritora, periodista y activista, María Elena Cruz Varela.

Agregó que hacía lo mismo con otros regímenes similares de Latinoamérica como Venezuela o Nicaragua. Como antes lo había hecho con la dictadura de Somoza, ahora lo hacía con Daniel Ortega.

En general, se refirió a una de sus canciones más famosas, “Tiburón”, en la que denuncia el imperialismo y por la cual lo censuraron en Estados Unidos al llamarlo “comunista”. El panameño explicó que el acto imperial no es una cuestión de ideologías.

“El acto imperial se define a sí mismo, no es una cuestión ideológica, y los imperialistas no tienen una raza ni tienen un país especial. Los chinos son imperialistas porque invadieron Tíbet, los soviéticos son imperialistas porque invadieron Checoslovaquia y Hungría, y porque ocuparon también otros países en Latinoamérica buscando avanzar su filosofía. Los norteamericanos también han sido imperialistas; el acto de invasión a Panamá fue un acto imperialista. Y no hay que tener miedo en decir la verdad de las cosas”, explicó.

El pasado noviembre Blades también se refirió a la situación de Cuba y precisó que estaba “a favor de la libertad de expresión, de culto religioso y de elección política que cada persona tenga. Creo en el intercambio de ideas y en la posibilidad de que una sociedad pueda por sí misma determinar sus senderos y sus destinos, en función de eso estoy con el pueblo de Cuba, directamente como lo he estado siempre. Espero que no se cometan actos que pongan en peligro la vida de cubanos, espero que las marchas sean pacíficas”.