Yordenis Ugás “refresca memoria” de aquellos alegres por posibilidad de volver a jugar con Cuba
El boxeador cubano cuestionó las declaraciones de Higinio Vélez sobre la posibilidad de un Cuba Unificado y arremetió contra aquellos peloteros y deportistas que se alegran por la posibilidad de volver a jugar con Cuba
Yordenis Ugás
 

Reproduce este artículo

El boxeador cubano Yordenis Ugás arremetió recientemente contra aquellos peloteros y deportistas que se alegran por la posibilidad de volver a jugar con Cuba, una ventana que ha vuelto a abrirse, al menos en el debate público, a partir de las declaraciones aprobatorias del presidente de la Federación Cubana de Béisbol, Higinio Vélez, sobre un equipo Cuba unificado que incluya atletas que se desempeñan en circuitos profesionales como las Grandes Ligas de Estados Unidos.

“Un comunista que odia a los exiliados e incluidos los atletas cubanos, sale y dice algo y salen todos los cubanos libres a saltar de alegría. Somos un pueblo sin memoria, sin vergüenza ninguna. Si yo fuera un pelotero cubano de Grandes Ligas que en su momento demonizaron y me llamaron traidor, apátrida y humillaron e hicieron sentir a mi familia como que yo era un delincuente, lo primero y mínimo que exigiría fuera una disculpa”, escribió el púgil santiaguero en su perfil de Facebook.

“A mí me hicieron todas esas cosas, pero por mi cabeza nunca pasaría regresar al equipo nacional. Es una lástima y es tan decepcionante ver la actitud de algunos de nuestros deportistas que parece que el dinero y los éxitos no le han entregado vergüenza”, agregó, en franca alusión a aquellos que, pese a haber sido calumniados por el régimen cubano, estarían gustosos de volver a representar al equipo de las cuatro letras y a las delegaciones deportivas cubanas en competencias de importancia internacional.

El comunista al que se refiere Ugás es Higinio Vélez, quien en declaraciones al programa La Jugada Perfecta, del Canal Habana, se mostró partidario de que algún día pudiera tenerse un equipo Cuba Unificado, que incluya lo mismo peloteros que juegan en la Serie Nacional de la isla que otros que se desempeñen en la MLB.

“Yo nunca hablaría de Cuba Unificado, todos somos cubanos”, dijo Vélez al referido programa. Su nueva concepción del asunto resulta irritante para algunos dado que precisamente él, como funcionario deportivo del régimen, ha sido de los que más se ha opuesto al triunfo del talento cubano fuera del país y ha empleado calificativos como “desertores y traidores” para referirse a aquellos atletas que deciden probarse en competiciones profesionales.

“Esos atletas están fuera por diferentes razones, muchas de ellas económicas”, agregó Vélez, que además detalló que cuando se firmó el acuerdo con la MLB, revertido por la actual administración estadounidense, uno de los temas más importantes fue que los peloteros cubanos, donde quiera que estuviesen, “debían participar con Cuba”, siempre y cuando así lo deseasen.

“Todo aquel que quiera hacerlo, las puertas están abiertas… los brazos están abiertos, todos somos cubanos”, concluyó Vélez, que como mánager de béisbol ostenta un palmarés digno de elogio en el plano deportivo.

Si bien la idea de un Cuba Unificado gratifica a muchos deportistas y aficionados, las palabras de Ugás, campeón mundial amateur con Cuba en Mianyang 2005 y bronce en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008, demuestran que el consenso no es tan amplio como pudiera pensarse con simpleza. La vinculación del deporte que ha hecho el régimen de la isla a su política totalitaria ha dejado heridas que no sanan con rápidas declaraciones.

Para Ugás, en caso de que además de en el béisbol se eliminase la discriminación en otras disciplinas como el boxeo, lo primero sería una disculpa y seguramente después un conjunto de garantías como respeto y reconocimiento.

En el circuito profesional, desde 2010 el púgil santiaguero ha logrado un balance de 25 victorias, 12 por KO, y cuatro derrotas. Pelea en la división welter (hasta 147 libras), donde especialistas le ubican dentro del top ten del ranking divisional.