La difícil decisión de Jurgen Klopp

El enfoque competitivo es un elemento trascendental en estos tiempos, y más si tu liga es la Premier League. Seas el equipo que seas, necesitas dirigir tus esfuerzos a una competición en específico para intentar ganarla por todos los medios. 

Con la derrota del City de Pep Guardiola este sábado frente al Norwich y la victoria del Liverpool sobre el Newcastle, los de Klopp se separan a 5 unidades en el primer puesto, reviviendo la recurrente novela de amor entre los aficionados y sus deseos acumulados de levantar el trofeo nacional.

El técnico alemán no puede darse el lujo de apostar por 2 torneos (UCL y PL) con la plantilla que posee, ya dije que ni el mismísimo Manchester City puede hacerlo, la exigencia competitiva y la acumulación de partidos en las piernas de los jugadores puede dar al traste con los objetivos de la temporada.

Entonces: ¿Debería Jurgen Klopp centrarse en la Premier League? ¿Debería mandar su once más fuerte en cada jornada del torneo doméstico?

Yo creo que sí. Y aseguro que el 98% de los seguidores del club inglés también dan su afirmativa respuesta a las dos interrogantes la lanzadas.

 

¿Entonces debería tirar por la borda la Champions League? ¿Y qué pasa con las Copas Nacionales?

A la primera pregunta doy mi más rotundo NO, tirar por la borda NO, pero Klopp debería hacer rotaciones inteligentes y planificadas en Europa con vistas a mantener el liderato en la Premier League. A la segunda cuestión, ya demostró el alemán la temporada pasada que no son objetivos primordiales y que pueden sacrificarse perfectamente.

¿Pero rotar en la Champions no es una locura?

Pues sí, pocas veces se ve, y ahí está la dura decisión de Jurgen. Repito que la situación del Liverpool es extraordinaria y única en su tipo. Ellos quieren la Premier, ellos sueñan la Premier y para lograrla hay que poner todos los cañones en esa dirección. 

Por ahora, esos 5 puntos son un buen colchón para el comienzo de esta dura batalla que se extenderá -semana a semana- hasta la próxima primavera, veremos cuál es la estrategia del que -para mí- es uno de los mejores managers de toda Europa.