4 lecciones aprendidas de la 1ra jornada de Champions

Terminó la primera jornada de la Champions League y fueron muchos los resultados inesperados, pocos los partidos sin goles y algunas cosas que aprendimos a fuego lento.

Aquí les presento las 4 lecciones que nos dejó la primera fecha de la Champions:

LA DESCOMPOSICIÓN DEL REAL MADRID


Para Los Blancos tocaba un debut difícil. El inicio en su competición favorita en la Ciudad Luz se podía sospechar que no fuera del todo confortable, pero pasados 90 minutos— después del silbato— lo que nos dejó el Madrid fue una pintura horrorosa de lo que algún día fue este equipo bajo este mismo formato.

El PSG superó –sin Neymar, Mbappe y Cavani— en todas las líneas a un Real Madrid muy pálido, más bien enfermo. La defensa del conjunto de Zidane fue lo peor con diferencias. Marcas ausentes, coberturas inexistentes y ayudas que llegaban tarde.

El Madrid de las 13 Champions no tiró ni una sola vez entre los tres palos, y ya con eso, muestro la descomposición de un equipo que, otra vez, planificó mal su temporada.

LA SEQUÍA DE LUIS SUÁREZ A DOMICILIO


Marcar fuera de casa en la Champions, esa sigue la gran asignatura pendiente del Barça para reconquistar Europa. Lo recordó Leo Messi la pasada semana: “Para ganar la Champions hay que hacer gol de visitante. Es fundamental. Cuando ganamos la Champions, en todos los partidos que jugábamos fuera  marcábamos goles, más allá de que éramos superiores al resto”, dijo el capitán al diario catalán Sport.

Pues se cumplieron 48 meses que el delantero del FC Barcelona no marca fuera del Camp Nou en la Liga de Campeones. Cuatro largos años para Luis Suárez que tampoco pudo anotar en el Signal Iduna Park el martes en el empate 0-0 frente al Borussia Dortmund.

Pero lo más preocupante es que no parece que vaya a mejorar esta negativa estadística, porque el uruguayo simplemente se desaparece, no participa, y cuando lo hace, la suerte no parece acompañarle en sus remates a portería.

 

 

EL BALÓN PARADO NO HA MUERTO

Cuando todo pintaba mal en el Wanda Metropolitano, cuando las esperanzas se evaporaban con el aliento desesperado de decenas de miles de aficionados colchoneros, resucitó de sus cenizas un viejo aliado del Atlético de Madrid en la era Simeone: el balón parado.

Corría el minuto 70, dos goles abajo, Koke saca una falta frontal y Giménez extiende de cabeza para Savic, que también de cabeza, marca el descuento para el terremoto de grado 5.1 en la capital española.

Y cuando la Juventus celebraba sus tres puntos, en el tiempo sumado, apareció un córner salvador ejecutado por un inglés y rematado por un mexicano para la réplica del terremoto (esta vez de 7.2 grados) con epicentro en el Metropolitano.

¡VAN DIJK ES HUMANO!

Creíamos que no era de este mundo. Sabíamos que su inscripción de nacimiento tenía lugar de origen en Holanda pero estábamos seguros de que tenía que ser de otra galaxia.

Insuperable, robótico, desafiante y con una templanza pocas veces vista en situaciones de peligro, Virgil Van Dijk nos enamoró a todos con su perfección. Ganó el Jugador de Europa 2019 y muy probablemente el Premio de la FIFA también, pero en la noche napolitana del martes tuvo un fallo estrepitoso que nos dejó a todos con la boca abierta.

Y es que ni siquiera fue un error en la marca o un despeje fallido, fue un pase atrás a destiempo que Llorente aprovechó y sentenció el 2-0 en las pizarras y una derrota contundente para el actual campeón de la Champions.

Falló Virgil y ahora sabemos que, aunque es el mejor defensor de la actualidad, es de nuestro planeta.

Daguito
Valdés
Escrito por Daguito Valdés

Analista de #Futbol Internacional, Creador y Conductor de YO HABLO FUTBOL Youtuber Cubano Hace dos años este Ingeniero en Telecomunicaciones decidió crear YO HABLO FÚTBOL, un canal de YouTube con análisis deportivos a la altura de grandes cadenas televisivas especializadas en deporte. Es uno de los pocos cubanos, que no quiere viajar, porque dice que si viaja no podrá mantener el ritmo de sus videos, y eso sí es sagrado.