Necesitamos atención para las injusticias en Cuba: joven irrumpió en juego de béisbol

Kiele Alessandra Cabrera se robó las miradas del juego celebrado entre Venezuela y Cuba, cuando saltó al terreno de Palm Beach donde ambas escuadras de béisbol comenzaban su ruta por el Torneo Preolímpico de la Florida
Kiele Alessandra interrumpe el juego de béisbol con un cartel por la libertad de Cuba
 

Reproduce este artículo

La joven Kiele Alessandra Cabrera se robó las miradas durante varios minutos del juego celebrado este lunes entre Venezuela y Cuba, cuando saltó al terreno de Palm Beach donde ambas escuadras de béisbol comenzaban su ruta por el Torneo Preolímpico de la Florida.

“Free Cuba”, fue el mensaje que llevó Kiele, en un cartel que además presentaba una mano con unas esposas. La policía local retiró del terreno de juego a la joven, pero sus imágenes se hicieron virales y el episodio es el más emocionante de una jornada donde hubo otras protestas contra la dictadura castrista, en el mismo escenario deportivo.

La cubanoamericana, descendiente de una familia de exiliados y activistas, paralizó por al menos 2 minutos el partido. Luego de que la dejaran libre, el reportero Javier Díaz, periodista del canal Univision 23, la entrevistó y publicó en sus redes sociales algunas de las declaraciones.

“Pensé unos días atrás que algo así pasó en el juego del 99 de los Orioles contra Cuba, y siento que esa fue la única manera para coger la atención que necesitamos para hablar de todas las cosas que están pasando en Cuba, todas las injusticias que se cometen”, explicó la chica de 23 años sobre sus razones para la protesta.

“Vi que alguien estaba yendo por una pelota y algo en mi mente dijo: 'ahora es el momento, vete a correr'. Y empecé a correr… Seguía y no miré para atrás”, dijo todavía emocionada por el gesto.


“Estaba muy nerviosa, pero yo no tenía miedo, porque sé que era una cosa muy necesaria”.

Sobre las consecuencias de su acto razonó: lo “peor fue que me iban a arrestar… Ok, en este país libre me arrestan y después tengo la posibilidad para defenderme. Yo sé que aquí en este país hay justicia, entonces no, yo no tenía miedo”.

Luego de la breve detención le prohibieron regresar al estadio, pero hasta el momento de conversar con el periodista de Univision 23, no le habían informado de cargos en su contra.

Cuando la detuvieron, dijo Kiele, pensó que pudo correr bastante, y esperaba que el público viera su mensaje.

Definió la reacción de los peloteros, tanto cubanos como venezolanos, como de “sorprendidos”. Creyó posible que alguien la golpeara, por “todo el trauma que hemos pasado como exiliados”, pero lo que vio fue más bien “aceptación” en sus rostros.

“Algunos estaban emocionados, había dos peloteros venezolanos emocionados. Yo sé que estaban conmigo en el mensaje que yo estaba dando al público”, asegura Kiele.

La joven también mandó un mensaje a los cubanos de la isla: “no tengan miedo, porgue tienen nada más que una sola vida y tenemos que vivir con coraje y honestidad, y tenemos que hablar la verdad de lo que está pasando en nuestro país”.