Rumbo a la MLB: pelotero cubano Oscar Colás negocia desvinculación de los Softbank Hawks
El jugador de béisbol cubano Oscar Luis Colás está negociando su posible desvinculación de los Softbank Hawks de la liga nipona, con quien mantiene un complejo litigio contractual
Oscar Luis Colás en Japón. Foto: Yuhki Ohboshi
 

Tokio, 10 jun.- El jugador de béisbol cubano Oscar Luis Colás está negociando su posible desvinculación de los Softbank Hawks de la liga nipona, con quien mantiene un complejo litigio contractual, según anunciaron hoy sus agentes.

Colás, un jardinero-lanzador que aspira a jugar en alguna franquicia de las Grandes Ligas de EE.UU. (MLB), terminaba contrato con los Hawks a finales de la temporada 2019 y a partir de entonces se consideraba libre para firmar por otro club, según explicaron sus representantes a la agencia nipona Kyodo.

Pero la Liga Profesional de Japón incluyó al pelotero cubano en una lista de jugadores a quienes se prohíbe firmar nuevos contratos a petición de los Softbank Hawks, y después de que el jugador no asistiera a los entrenamientos con el equipo el pasado febrero para iniciar la temporada 2020.

Colás firmó un contrato de tres años a su llegada a los Hawks en 2017, y se mantuvo en la filial del club de Fukuoka (sudoeste) hasta que el año pasado fue convocado para el primer equipo, cuando conectó un jonrón en su primer turno al bate.

El contrato incluía una cláusula que permitía al club extender unilateralmente la vinculación de Colás cinco años más en caso de jugar con el primer equipo, aunque el pelotero mantiene que esos términos nunca le fueron explicados ni traducidos al inglés o al castellano cuando firmó los primeros documentos en 2017 antes de viajar a Japón.

Los agentes del jugador se encuentran en estos momentos negociando con los Hawks las condiciones de una posible desvinculación durante esta misma temporada o en 2021 para que pudiese firmar por otro club, aunque el equipo nipón se mantiene por ahora inamovible en su intención de retener al jugador.

Colás, quien ha manifestado en varias ocasiones su deseo de jugar en la MLB, se encuentra en la República Dominicana desde que abandonó Cuba a principios de año y decidió no reincorporarse a los entrenamientos con los Hawks.

El pelotero originario de Santiago de Cuba era considerado una de las mayores promesas del béisbol de su país, donde debido a su potencial y a su polivalencia como pitcher y jardinero se le comparaba con el nipón Shohei Otani, quien milita en los Angels de Los Ángeles y es una de las estrellas de la MLB.