Otra promesa del béisbol abandona Cuba

El jardinero Segian Pérez, integrante del equipo Cuba Sub-15 que obtuvo el subtítulo mundial, abandonó Cuba en horas recientes, según informó el periodista Francys Romero
Integrantes del equipo Cuba Sub-15. Foto: Facebook/Joel García
 

Reproduce este artículo

Otra joven promesa del béisbol, el jardinero integrante del equipo Cuba Sub-15 Segian Pérez, abandonó Cuba en horas recientes, según informó el periodista especializado Francys Romero en su blog este sábado, a partir del testimonio de dos fuentes cercanas a la situación.

La intención del explosivo jugador, apuntó Romero, es firmar con una organización de las Grandes Ligas de Estados Unidos (MLB) y para ello fijó como destino de su viaje República Dominicana, país en el que muchos peloteros cubanos se establecen como paso previo a ser firmados por alguna franquicia estadounidense.

Pérez participó con Cuba en el pasado Mundial Sub-15 de béisbol celebrado en México. Fue el jardinero izquierdo regular del equipo y terminó el evento con promedio ofensivo de 389, cuatro carreras impulsadas, dos boletos y dos bases robadas.

Previamente, en junio, cerró el premundial de Venezuela con average de 318, seis boletos y cinco remolques.

“Algunas personas dentro del béisbol le ven semejanzas con Alexei Bell a su edad. Pérez es un gran corredor, posee desplazamiento en los jardines y tiene instintos para el béisbol”, destacó Romero en su reporte.

Según anticipó el periodista, la ofensiva de Pérez “continuará mejorando y adquiriendo el poder necesario”, gracias a que en República Dominicana las preparaciones “tienden a ser más profundas” que en Cuba.

La salida de Cuba de Pérez es la segunda del grupo de peloteros que consiguió el subtítulo del campeonato mundial Sub-15 en México, tras la del infielder Duliesky Ferrán, quien en días pasados dejó la mayor de las Antillas para buscar un mejor porvenir.

Más de 70 peloteros han salido de Cuba por diversas vías como parte del éxodo en el que más de 177.000 cubanos han llegado a Estados Unidos desde el pasado octubre, inicio del actual año fiscal en la nación norteña.

La cifra es superior a la del éxodo del Mariel (1980) y el de los balseros (1994). La agudización de la crisis en la isla y la ausencia de perspectivas de mejoría indican que el número continuará al alza, impactando en lo deportivo no sólo al béisbol, sino a otras disciplinas que han visto como varios de sus mejores exponentes deciden probar fortuna en otros lares.

Recomendaciones

 

Relacionados