Béisbol: “árbitro robot” podría utilizarse en Cuba
En un futuro cercano la Federación Nacional de Béisbol de Cuba podría aprobar el uso del “árbitro robot” que acaba de ser avalado por la Organización de Béisbol de Corea (KBO)
Ilustración sobre árbitro robot
 

Los problemas de inconsistencia con la zona de strike que enfrenta el arbitraje en el béisbol cubano podrían justificar que en un futuro cercano la Federación Nacional apruebe el uso del “árbitro robot”, que acaba de ser avalado por la Organización de Béisbol de Corea (KBO).

La KBO anunció que sus Ligas Menores comenzarán a aplicar el sistema automatizado a partir de agosto en cerca de 20 juegos, antes de ser usado durante toda la temporada de 2021. La principal Liga Profesional, donde se destacan actualmente el "toletero" matancero José Miguel Fernández y el pitcher habanero Odrisamer Despaigne, podría utilizarlo en 2022.

Ya a fines de abril los umpires ensayaron con su colega robot durante un partido de pretemporada de la KBO en el Parque Changwon NC, a 400 kilómetros al sureste de Seúl.

Aunque el sistema se llama coloquialmente “árbitro robot”, no involucra a ningún autómata detrás del receptor. Se trata de un sistema de rastreo de envíos desde el montículo basado en radar, que identifica la ubicación de un lanzamiento, y envía la información al árbitro de home a través de su auricular.

La Major League Baseball (MLB) experimentó con la zona de strike y el sistema automatizado en la Liga Independiente de ocho equipos llamada Atlantic League en 2019.

MLB había planeado expandir la implementación del sistema automatizado a otras ligas menores antes de que esta primavera, la pandemia de coronavirus pusiera el béisbol en Norteamérica en espera.

“Realmente, los problemas de interpretación con la zona de strike no sólo son en el béisbol cubano. Pero, si podemos mejorar, por qué no. Estaremos monitoreando su funcionamiento en otras partes y por supuesto, las posibilidades de acceso a la tecnología”, comentó a ADN Cuba vía telefónica una fuente cercana a la Comisión Nacional.

“También habrá que analizar que la novedad no vaya en contra de la duración de los juegos” dijo la fuente quien reconoció los conflictos que han creado en los estadios interpretaciones evidentemente fallidas de algunos “ampayas” detrás del plato.

En mayo, después de que un jugador veterano planteó problemas con el desempeño de los árbitros en una entrevista televisada, la KBO degradó a un equipo completo de cinco oficiales, cuatro árbitros más un suplente, a la Liga de los prospectos, dijo la agencia coreana Yanhop.

En septiembre, cuando el “árbitro robot” fue probado en Estados Unidos, Tim Detwiler se convirtió en el primer umpire en la historia del béisbol organizado en expulsar a una persona por ofensas a la computadora.

Esa persona era el ex lanzador ganador del Cy Young, Frank Viola, ahora un entrenador de pitcheo, quien le gritó no sólo al artefacto electrónico (por lo que consideró que eran malas apreciaciones) sino también a Detwiler (por no anular manualmente esas malas decisiones, que se le permite hacer en ciertos tipos de lanzamientos). Y aunque él fue el primero, Viola no sería el último porque ese torneo arrojó más de una expulsión por discutir por el “robot”.

Así que no es de extrañar si en poco tiempo se escucha en el habanero Estadio Latinoamericano este grito: “¡Robot Cuchillero!”