Polémico diagnóstico de reconocido entrenador argentino
De acuerdo a los medios locales Bilardo, de 82 años, se infectó en el geriátrico donde reside, en el barrio de Almagro
Polémico diagnóstico de reconocido entrenador argentino

Otro nombre famoso se ha sumado presuntamente a los contagiados: el entrenador argentino campeón del mundo en México 1986, Carlos Salvador Bilardo, está internado desde el viernes en una clínica de Buenos Aires afectado por el Covid-19.

De acuerdo a los medios locales Bilardo, de 82 años, se infectó en el geriátrico donde reside, en el barrio de Almagro. Allegados a su familia aseguraron que el ex director técnico tiene “un cuadro general bueno y totalmente asintomático”

Este sábado se cumplieron 34 años del título de Argentina en México, el “Mundial de Maradona” con su “mano de Dios” frente a Inglaterra al que venció 2-1 en cuartos de final. Ya en la final ganaría a Alemania 3-2.

Este lunes 29 de junio Bilardo también recibirá desde su cama los 30 años del crucial juego que le ganó a Yugoslavia 3-2 en los cuartos de final del Mundial de Italia 90. En la final, “El Doctor” como le llaman, no pudo vencer a Alemania que se coronó 1-0.

Asimismo, este lunes a Bilardo se le harán exámenes médicos generales. El "Narigón", como también se le conoce, ya había sido testeado por COVID-19 hace unas semanas a raíz de la aparición de un caso en la residencia de adultos mayores pero entonces había dado negativo.

En las últimas horas, un rebrote viral en ese lugar contagió a más personas, entre ellas al enfermero que lo cuidaba, quien habría sido el vehículo transmisor para el contagio del ex entrenador, según la agencia Télam.

En el Instituto Argentino de Diagnóstico y Tratamiento, donde se encuentra ahora, está internado también el ex presidente Carlos Menem, por una neumonía de la que se recupera.

Sin embargo, un hermano del técnico, Jorge Bilardo, había desmentido la enfermedad a través de su cuenta personal de Twitter:

"Mi hermano no tiene nada, el laboratorio muy famoso se equivocó, es para matarlos, casi seguro vuelve al mismo lugar", escribió el último viernes, luego de un examen que se le efectuó al “Narigón”  en la residencia geriátrica .

Pasado un rato, Jorge Bilardo decidió borrar el tuit, y así volvió a generarse la incertidumbre sobre el estado de salud del DT, según escribió La Nación.

Ahora la familia de Bilardo se encuentra ante un dilema, ya que "el Doctor" debería ser dado de alta y, ante el riesgo de contagio en la residencia de ancianos, una opción sería que retornara a su domicilio.

Eso se resolverá en las próximas horas, más allá de si fue o no positivo después del chequeo general, dijo Télam. En el año 2017 Carlos Bilardo fue diagnosticado con el síndrome de Hakim-Adams, también conocida como hidrocefalia de presión normal. A partir de esa enfermedad, tuvo una serie de internaciones en los últimos años.

Otras figuras del fútbol argentino han contraído el coronavirus. Germán Pezella, defensor de la Fiorentina, fue el primer futbolista argentino que confirmó un diagnóstico de COVID-19 el 14 de marzo y 22 días después ya no tenía al virus.

Ezequiel Garay, defensor del Valencia, fue el segundo futbolista argentino contagiado y semanas después, anunció que ya estaba recuperado.

 
Paulo Dybala fue uno de los primeros, en pleno azote de la pandemia en Italia. El dio positivo junto a su novia, Oriana Sabatini, y tras someterse a varias pruebas en las sucesivas semanas, 46 días después anunció que estaba libre del virus. Reapareció y fue una de las figuras de la Juventus en el último partido contra el Bologna

Matías Vargas, del Espanyol fue otros de los contagiados en España, pero resolvió con el confinamiento en casa. Hugo,”El Loco” Gatti, 75 años, también diagnosticado positivo   tras presentarse en un sanatorio de Madrid. El ex arquero, estuvo internado en grave estado, pero rebasó y ya se le ve en el programa El Chiringuito de la TV Española.

Luis Blanco fue el entrenador argentino que peor la pasó con el nuevo coronavirus, pero sobrevivió.

Asimismo, el ciclista de 37 años, Maximiliano Richeze resultó el primer deportista argentino en contagiarse. Estaba en Emiratos Árabes Unidos tras la cancelación del Tour de de ese país, cuando se enteró de que era positivo de COVID-19. Luego de 13 días de cuarentena, fue dado de alta.