Orlando Ortega “vuela” en retorno tras la pandemia
Ortega volvió a la pista este jueves tras cinco meses de parón por la pandemia, con una exhibición en el estadio madrileño de Vallehermoso
Orlando Ortega “vuela” en retorno tras la pandemia
 

Reproduce este artículo

No fue una competición oficial, pero como quiera el cubano Orlando Ortega, subcampeón olímpico en los 110 metros vallas, confirmó que sigue siendo una de las principales esperanzas de España para los Juegos Olímpicos de Tokio.

Ortega volvió a la pista este jueves tras cinco meses de parón por la pandemia, con una exhibición en el estadio madrileño de Vallehermoso, en el que voló para batir a uno de los jóvenes talentos del atletismo español, Nacho Sáez, con la mejor marca de la historia nacional en los 150 metros lisos.

El hispano-cubano hizo 15.57 y Sáez, recordista de España en sub 18 en 400 llanos bajo techo, quedó en 16.16.

“Orlando es el atleta más grande de España hoy en día y yo solo he venido a ayudarle. Es un honor que me hayan elegido para correr y estoy orgulloso porque es el perfil de atleta que quiero ser”, dijo Sáez al término de la carrera.

Ortega quiere estar en una o dos competencias antes de finalizar el turbulento 2020 y espera involucrarse en la Liga de Diamante que aún no tiene definido su calendario final.

El poco público que pudo entrar al estadio, tras tomarse la temperatura, se situó en la tribuna central con dos asientos de separación entre cada uno, detalló la Agencia EFE.

En Vallehermoso apoyaron con su presencia  Fermín Cacho, campeón olímpico de 1.500 metros en Barcelona 1992; Ruth Beitia, campeona olímpica de salto de altura en Río 2016, y Sofía Miranda, concejala del área de Deportes del Ayuntamiento de Madrid.

Después de cumplir el castigo de ocho años, Ortega, espera volver a visitar su país natal en 2021.

En su primera entrevista tras finalizar el estado de alarma en España luego de tres meses, Ortega dijo a Eurosport que pasó solo en su apartamento de Valencia el confinamiento ya que su familia está en Cuba y en Estados Unidos.

Ortega, 28 años, reiteró, otra vez, que desertó del equipo nacional en 2013 no por un conflicto con el gobierno de Cuba sino “por un pequeño problema” con la federación nacional de atletismo que encabeza Alberto Juantorena.

Poco antes de la apertura del Mundial de Moscú, y ya en la capital rusa, Ortega fue separado del equipo cubano por seis meses “por cometer una indisciplina grave durante la gira europea” dijo entonces un comunicado de la federación cubana.

De acuerdo al comunicado el atleta, junto a su entrenador Kelvin Antúnez, declinaron participar en el World Challenge de Moscú para el cual estaban confirmados. El entrenador, hijo del laureado técnico Santiago Antúnez – hoy trabajando en Italia- fue separado de sus funciones. En 2012 Ortega había finalizado en el sexto puesto en la final de los Juegos Olímpicos de Londres.

En 2016, tras ganar la medalla de plata en la final olímpica de Rio, Ortega molestó al gobierno cubano cuando se arropó con la bandera española mientras daba la vuelta olímpica.

En una reciente entrevista en La Habana, el campeón olímpico de 2008, Dayron Robles, dijo que esperaba que las autoridades le permitan a Ortega su retorno a la isla.

Es improbable que se le niegue el ingreso a Cuba a Ortega después de haber cumplido la larga sanción y en momentos en que otros deportistas, sobre todo beisbolistas, han visitado la Isla antes del plazo del castigo pese a haber emigrado ilegalmente, previo incluso de las últimas modificaciones migratorias.

Alejado ya definitivamente de la pista y en su nuevo plano de “emprendedor” en La Habana, Robles aún espera por la ceremonia de su retiro oficial.

En sus declaraciones, Ortega confirmó que mantiene contactos frecuentes con Robles. En 2019 el artemiseño ganó la única medalla de España en el último Mundial de Doha, la de bronce, luego que prosperara el último recurso de la Federación Española que confirmaba que el jamaicano Omar Mcleod obstaculizó su trayectoria.

Para los postergados Juegos Olímpicos de Tokio de este verano, a causa de la pandemia, Ortega venía con buen ritmo después de abrir la temporada como el único sprinter ibérico en ganar los 60 metros con vallas y los 60 lisos en el campeonato español bajo techo.