Los cubanos Yaimé Pérez y Orlando Ortega conquistan la Liga del Diamante

La discóbola cubana Yaimé Pérez aprovechó una competencia con cinco disparos sobre 65 metros y por segundo año consecutivo se llevó el título en la Liga de Diamante, en una final donde otra vez derrotó a la croata Sandra Perkovic y en la que Denia Caballero ocupó la cuarta posición.

La ciudad belga de Bruselas vio cómo la campeona panamericana llevó el disco hasta 68.27m, la tercera marca más larga para ella en esta temporada y el séptimo mejor disparo en el ranking anual. Ahora Yaimé posee cuatro de los diez mejores envíos del 2019.

La nueva doble titular del trofeo del diamante abrió su competencia con buen registro de 65.95m. Luego siguió con una secuencia muy estable y dejó marcas de 65.10m, 64.64m, así como unos 67.24m en la cuarta salida que le hubiesen bastado para ganar.

El quinto intento lo saldó con 65.70m y ya con el título en su poder cerró la competencia con su disparo más largo, como quien anuncia que aun le quedan fuerzas para discutir el título mundial en menos de un mes en Doha.

Por su parte, el atleta español de origen cubano Orlando Ortega, vigente subcampeón olímpico, se alzó, dos años después, con su segundo diamante, tras imponerse en la final de los 110 metros vallas disputada en Bruselas con un tiempo de 13.22 segundos.

Un triunfo que permitió a Ortega, que este curso ya había vencido en las reuniones de la Liga de Diamante disputadas en Eugene (Estados Unidos) y Lausana (Suiza), confirmarse como el más regular de la temporada.

Y eso que el atleta español, que este año cuenta con una mejor marca de 13.05 segundos, pareció quedarse ligeramente retrasado en el inicio de la prueba.

Pero la extraordinaria técnica de Ortega a la hora de superar las vallas permitió al atleta de origen cubano ir poco a poco recuperando posiciones hasta llegar al último obstáculo en primera posición.

Una plaza que Orlando Ortega no perdería ya pese al empeño del jamaicano Ronald Levy, que debió conformarse con la segunda posición con un crono de 13.31 segundas.

Dos centésimas más, 13.33 firmó el ruso Sergey Shubenkov, ganador de las dos últimas ediciones de la Liga de Diamante, que en esta ocasión no pudo pasar de la tercera posición.