“La Pantera” Robert dio su primer jonrón no oficial en MLB

El primer jonrón no oficial del cubano Luis Robert por los White Sox en el Guaranteed Rate Field fue seguramente el más llamativo de los conectados ese día
Cubano Luis Robert con los White Sox
 

Reproduce este artículo

El primer jonrón no oficial del cubano Luis Robert por los White Sox en el Guaranteed Rate Field fue seguramente el más llamativo de los conectados ese día en la jornada de preparación de las Grandes Ligas.

El prospecto número 3 de la liga, según MLB Pipeline, se voló la cerca contra Carlos Rodón en el tercer inning de un juego interescuadras el sábado. El swing de Robert fue tan poderoso que el cubano cayó al suelo, sobre la caja de bateo,  tras hacer contacto y perder el equilibrio.

Robert fungió como segundo bate  en una alineación muy parecida a la que podrían utilizar los White Sox en el Día Inaugural, con la diferencia de que no estuvo presente el cubano Yoán Moncada en la tercera base.

La directiva del club aún no ha aclarado las causas de la ausencia de Moncada, quien tampoco se presentó en la apertura de los entrenamientos el 3 de julio.El oriundo de Cienfuegos estuvo en su casa de Miami varios dias.

También se trata de un lineup capaz de hacer mucho daño en la venidera temporada de 60 juegos, escribió Scott Merkin en MLB.com.

Para Jason Benetti, del Chicago Sun Times, fue algo digno de ver, que decenas de miles tienen ahora esa oportunidad  gracias a las redes sociales.

Tras la caída, Robert recogió con gracia su casco y dio un trote de jonrón alrededor de las bases mientras el pitcher Rondón lanzaba su guante al aire.

"Es un talento especial", dijo el entrenador de banca Joe McEwing , quien está a cargo del club en sustitución temporal del manager Rick Renteria, ausente por un funeral. “Es el tipo de persona que pagarán para ver jugar”.

Robert apareció con una camiseta de LeBron James  y cadenas de oro para su conferencia telefónica de Zoom después del juego intraescuadra . Alguien le preguntó si está tratando de ser tan dominante como James.

"Creo que todo atleta tiene eso en mente", dijo. "Cuando ves lo que otros atletas han hecho en cualquier deporte que practiquen, es algo que usas para motivarte".

Robert no fue el único jugador que jonroneó. Nomar Mazara , Zack Collins y Adam Engel también jonronearon. Pero la explosión de Robert robó el espectáculo. Esperaba una recta afuera, pero recibió una bola rápida adentro.

"Eso fue bastante impresionante", dijo Rodon, haciendo su primer "inicio" desde que salió de la cirugía de Tommy John el año pasado. “Honestamente, no pensé que esa pelota saldría. Me alegra que esté en mi equipo ".

NBC Sports recordó que se esperaba que Robert tuviera seis meses completos en su primer contacto con las Grandes Ligas, pero ahora sólo contará con dos meses y 60 juegos para confirmarse como una estrella en su debut.

"Me siento muy confiado", dijo el sábado a través del intérprete del equipo Billy Russo. "Me siento realmente bien ahora, mental y físicamente, y creo que eso es importante. Creo que es por eso que he podido obtener los resultados que he tenido durante este tiempo".

"Estar aquí frente a los lanzadores de las Grandes Ligas, a pesar de que son mis compañeros de equipo, me ha ayudado mucho porque es una ventaja para mí saber a qué me enfrentaré una vez que comience la temporada".

"No sé si pienso en hacer cosas extraordinarias. Solo pienso en términos de hacer lo mejor que puedo en todos los aspectos del juego, en cada jugada en la que participo. Y creo que esa es la razón por la cual He podido hacer cosas muy buenas. Esa es la razón por la que trato de hacerlo lo mejor posible cada vez ".

“La Pantera” Robert, como ya se le conoce en el mundillo de la Gran Carpa, ha acordado un contrato de seis años y US $ 50 millones con los Medias Blancas de Chicago,  que ahora se convierte en el club de las Grandes Ligas con más cubanos titulares, cuatro, con Yasmani Grandal en la receptoría, José Abréu en la inicial, Yoan Moncada en tercera, y Robert en el jardín central  el día de la apertura. 

Todo esto viene para un jugador que nunca ha tomado un solo turno al bate o jugado una sola entrada en el nivel de las Grandes Ligas. Una movida arriesgada que demuestra la confianza que depositan en el futuro de este atleta que los buscadores de talentos siguen la pista desde que representaba a Cuba en competiciones juveniles.