MLB: Luis Robert ¡$50 millones!
Luis Robert se ha convertido de la noche a la mañana en el millonario más joven de la historia de Ciego de Avila
MLB: Luis Robert  ¡$50 millones!

Luis Robert se ha convertido de la noche a la mañana en el millonario más joven de la historia de Ciego de Avila, y no precisamente de la zafra azucarera.

El joven de 22 años ha acordado un contrato  de seis años y US $ 50 millones con los Medias Blancas de Chicago,  que ahora se convierte en el club de las Grandes Ligas con más cubanos titulares, cuatro, con Yasmani Grandal en la receptoría, José Abréu en la inicial, Yoan Moncada en tercera, y Robert que seguramente estará en el jardín central el día de la apertura. A Grandal lo firmaron por $73 millones por cuatro años desde esta temporada.

Según los términos del acuerdo, Robert  recibirá $ 1.5 millones en 2020, $ 3.5 millones en '21, $ 6 millones en '22, $ 9.5 millones en '23, $ 12.5 millones en '24 y $ 15 millones en '25. Los Medias Blancas tienen opciones de $ 20 millones para '26 y '27, con compras de $ 2 millones para cualquier temporada.

Todo esto viene para un jugador que nunca ha tomado un solo turno al bate o jugado una sola entrada en el nivel de las Grandes Ligas. Una movida arriesgada que demuestra la confianza que depositan en el futuro de este atleta que los buscadores de talentos siguen la pista desde que representaba a Cuba en competiciones juveniles.

Robert llegó originalmente a los Medias Blancas  el 27 de mayo de 2017, en un acuerdo que incluía un bono de firma de $ 26 millones.

Robert  está clasificado  como el prospecto general no.3 en la MLB y el no.1 en los White Sox. Sus estadísticas son impresionantes en su primera temporada completa en las Ligas Menores.

Más de 122 juegos y 503 turnos al bate, el bateador derecho tuvo una línea ofensiva de .328 / .376 / .624 con 32 jonrones, 31 dobles, 11 triples, 92 carreras impulsadas, 108 carreras anotadas y 36 bases robadas bases. 

Robert usará la camiseta número 88, la misma utilizada  durante los entrenamientos de primavera.

Fue el primer jugador de ligas menores desde Joc Pederson en 2014 con al menos 30 jonrones y 30 robos y el primer prospecto de los Medias Blancas en hacerlo desde al menos 1988. Robert se ubicó entre los líderes de ligas menores en hits (cuarto), hits extrabase. (cuarto), carreras (quinto) y triples (empatado en sexto).

El cubano es el quinto jugador que ha estampado su firma en un contrato de más de un año sin haber jugado en la MLB. Evan White, Eloy Jiménez, Scott Kingery y Jon Singleton le precedieron. Jiménez está también en los Medias Blancas.

“Arriesgué todo cuando salí de Cuba para perseguir este sueño, y ahora sé que todo el proceso y todos mis sacrificios serán recompensados”, señaló Robert en un comunicado. “Mi siguiente paso es trabajar como nunca, pero ahora con más dedicación y con el deseo de ayudar a que mi equipo logre nuestro objetivo de ganar campeonatos”.

Cuando Robert abandonó Cuba en 2016  se desempeñaba como tercer bate de Ciego de Avila  y tenía asegurada su presencia en el equipo nacional al IV Clásico Mundial de Béisbol.

Las autoridades cubanas podrían estar confiando que los nuevos ricos del deporte nacional, un día inviertan en negocios en la isla comunista en reciprocidad a la inversión que el gobierno hizo en ellos, y donde continuan sus familiares y amigos. Un día cuando no haya embargo claro. Entretanto, los peloteros no suelen hablar de política y en la primera oportunidad regresan a Cuba de visita.

En la nueva política, el INDER y la prensa oficial ha dejado de llamarlos “traidores” – calificativo preferido de Fidel Castro – y “desertores”, término con  los que continúa identificándolos la prensa occidental, cuando abandonan la isla ilegalmente o delegaciones deportivas.