“No estamos acostumbrados”: funcionario del régimen sobre fuga de peloteros

Luis Daniel del Risco, directivo de la Federación Cubana de Beisbol que viajó a México para vigilar al equipo en el Mundial Sub-23, no se recupera del récord de 12 fugas
 

Reproduce este artículo

Luis Daniel del Risco, directivo de la Federación Cubana de Beisbol (FCB) que viajó a México para vigilar al equipo nacional en el Mundial Sub-23, no se recupera de la histórica fuga de 12 peloteros de la delegación oficial.

“Uno se sorprende, porque no estamos acostumbrados a que una gran cantidad de atletas se fueran”, dijo el funcionario del régimen a la agencia de noticias AFP.

“Sabíamos el juego que llevábamos, toda la incidencia que iban a tener, pero no teníamos la certeza de que pudiera ocurrir así”, añadió Luis Daniel del Risco.

La semana anterior, el funcionario aseguró a punto de llorar en declaraciones a la televisión cubana, que con el récord de abandonos en México “querían destruirnos, querían que el beisbol [cubano] pasara del 12 lugar que tiene en el ranking… querían acabar con el beisbol cubano”.

Afirmó que los deportistas que no escaparon “demostraron que sí se puede, demostraron que podemos seguir luchando, independientemente de la situación hostil que tuvimos, de las deserciones…”

Del Risco y sus colegas deberían asombrarse menos por que los jugadores escapen de la órbita del Estado comunista buscando mejor futuro personal y profesional, porque esto sucede desde hace más de treinta años.

Entrevistado por AFP, el periodista especializado Francys Romero calificó el torneo recién concluido como “El mundial del abandono”, y añadió que no es nuevo el fenómeno de escapar de un equipo en una competencia internacional.

“Al menos en la parte del beisbol comenzó en el año 1991, cuando un lanzador de La Habana, René Arocha, abandonó la selección en el Aeropuerto Internacional de Miami”, dijo el experto.

Desde entonces dos o tres beisbolistas “desertaron” de delegaciones oficiales cada año, siendo el récord anterior en 1996 con nueve fugas.

Arocha, quien llegó a jugar para varias organizaciones de la Major League Baseball (MLB), recientemente reaccionó a las declaraciones del directivo señalando que “luce como si a los peloteros que decidieron quedarse los hubieran raptados o secuestrados a punta de pistola, ellos se fueron por voluntad propia”.

No existe tal campaña para tratar que Cuba caiga en el ranking mundial ni un caraj… como dice [el funcionario Luis Daniel] del Risco, ellos se inventan una novela que sólo ellos se creen”, añadió Arocha en redes sociales.

El escritor Leonardo Padura dijo a AFP que “lo que ocurrió en este campeonato es una representación de lo que está pasando en el país realmente: esa furia migratoria que sé que va a incrementarse en cuanto sea posible para la gente viajar”.

El equipo Cuba Sub-23 que viajó a México terminó en cuarto lugar del torneo y con 12 atletas de baja, quienes se fugaron a lo largo de la competición. Loidel Chapellí Jr., Yandy Yanes, Bryan Chi, Geisel Cepeda, Miguel Antonio González, Yeiniel Zayas, Reinaldo Lazaga, Dismany Palacios, Dariel Fernández, Loidel Rodríguez Peralta, Ubert Mejías y Luis Danny Morales, dejaron la delegación de forma clandestina, para buscar una mejor vida en Estados Unidos.