Entrenador cubano refugió a boxeadores durante la cuarentena
Muestras de solidaridad y deportividad como la del entrenador cubano de boxeo radicado en Miami, Osmiri Fernández, invitan a creer que el mundo saldrá mejor preparado de esta terrible etapa
Entrenador cubano refugió a boxeadores durante la cuarentena
 

A principios de año, muy pocas personas estaban preparadas para enfrentar una pandemia global como la que ha paralizado el planeta en los últimos meses, algo que en el mundo del deporte se tradujo en condiciones impensadas para tiempos normales.

Sin embargo, muestras de solidaridad y deportividad como la del entrenador cubano de boxeo radicado en Miami, Osmiri Fernández, invitan a creer que el mundo saldrá mejor preparado de esta terrible etapa.

“Mis boxeadores se pesaron un 12 de marzo y el 13 bien temprano, armando el cuadrilátero para el programa de la noche, nos vinieron a decir que todo estaba suspendido hasta nuevo aviso”, dijo el profesor en conversación con el Nuevo Herald, luego de reabrir su gimnasio esta semana.

“Fue un momento complicado, de mucha incertidumbre. No sabíamos, en ese momento, cuánto tiempo nos tomaría regresar. Nosotros vivimos del boxeo. Fue duro decirles a los muchachos que no iban a pelear.”

El “Moro”, como se le conoce al entrenador principal de la empresa M&R Boxing, detalló los azares de los casi 80 días que su gimnasio permaneció inactivo, una etapa en la que veló por la seguridad y bienestar de un grupo de boxeadores extranjeros.

“Aquí pasaron el período del coronavirus cinco filipinos, dos de Nicaragua, uno de Venezuela, de Honduras, de Kazajistán...a todos los atendimos en su alimentación, sus vitaminas”, explicó Fernández acerca del trato con 15 peleadores refugiados en el gimnasio que dirige. “Les mantuvimos su preparación física como grupo y de manera individual, siempre utilizamos máscaras, distanciamiento social”, agregó.

El profesor aseguró al diario local sentir una gran satisfacción al poder quitar el cerrojo de la puerta finalmente esta semana, aunque confesó que no fue un  período de total inactividad, pues mantuvieron cierto nivel de entrenamiento.

Fernández cree que este esfuerzo tendrá sus recompensas pronto, pues la reanudación de las actividades boxísticas en Las Vegas y en la Florida permitirá a los púgiles de M&R Boxing subirse otra vez al cuadrilátero.

“Junio viene con mucha intensidad para nosotros. Tenemos varios muchachos que van a competir en diferentes eventos, comenzando con los de Top Rank en Las Vegas, así que no vamos a perder mucho tiempo”, presagió.

Aunque prefirió no entrar en detalles por tratarse de “una sorpresa”, Fernández comentó la posibilidad de la realización de un cartel boxístico en Miami a finales de este mes y confirmó un cartel de M&R Promotions previsto para el 17 de julio en el Teatro Manuel Artime como “el primero de una serie de eventos” en la ciudad.

Osmiri Fernández confesó sentir un poco de miedo en esta reapertura del gimnasio que dirige, pero también lo calificó como un momento de mucha alegría, en el cual sus alumnos vuelven a sentir que se acercan a la normalidad.

Con respecto a los boxeadores extranjeros que pasaron la etapa más difícil de la pandemia en las instalaciones de M&R, el profesor aseguró que estuvieron pendientes a ellos en todo momento y permitieron que contactaran a sus familias y empleasen su tiempo entrenando.

“Ahora, cuando les toque pelear, ese trabajo se verá en el ring”.