Regresan combates de UFC en medio de pandemia: sin público, con mascarillas y mucha sangre
Sin público presente y con mascarillas sanitarias para algunos de quienes trabajan en el show, se reanudaron los combates de la UFC. Cuatro nocauts, un retiro y mucha emoción aconteció durante una noche cargada de sangre
Los médicos estuvieron en todo momento con barbijos y guantes. Foto: USA TODAY Sports
 

Reproduce este artículo

La Ultimate Fighting Championship (UFC), la mayor empresa de artes marciales mixtas en el mundo, reanudó sus combates en medio de la crisis por el coronavirus y el paro internacional de la mayoría de los deportes.

Este sábado, ante una sala sin público en Jacksonville (Florida) los estadounidenses Justin Gaethje y Henry Cejudo ganaron en sus respectivos combates de la UFC, ambos por nocauts.

El programa contaba en un inicio con 12 peleas, pero tuvieron que cancelar el combate de los pesos medios que iban a protagonizar el brasileño Ronaldo Jacare Souza contra Uriah Hall. El sudamericano dio positivo en un test de coronavirus previo al evento, según informó Infobae.

Gaethje (21-2) noqueó a Tony Ferguson (26-3) a los tres minutos del quinto episodio, para llevarse el cinturón de los ligeros, un título interino de la organización. En tanto, por la pandemia y las restricciones de viaje se canceló por quinta vez el encuentro previsto entre Ferguson y el campeón ruso Khabib Nurmagomedov.

Por otra parte, Cejudo (15-2), de origen mexicano, cuando faltaban pocos segundos para finalizar el segundo asalto paró en seco al también mexicano-estadounidense Dominick Cruz (22-2), reteniendo su título de los pesos gallos.

Al terminar la pelea Cejudo anunció su retirada: “Estoy contento con mi carrera. He hecho lo suficiente en el deporte. Pero ya quiero alejarme. Quiero divertirme. Tengo 33 años, ahora tengo una niña que me está esperando en casa.

“Desde que tenía 11 años sacrifiqué toda mi vida para llegar donde estoy ahora. No voy a dejar que nadie me quite eso. Así que me retiro esta noche”, comentó.


Entre las cinco peleas que se realizaron por el sistema de cable “pay per view”, Greg Hardy (6-2 /Estados Unidos) sometió por decisión unánime y le quitó el invicto en los pesados a Yorgan De Castro (6-1/Cabo Verde).

El enfrentamiento entre Niko Price y Vicente Luque, fue uno de los más más feroces de este evento. “El asesino silencioso”, como se lo conoce dentro del mundo de las artes marciales mixtas, “conectó un zurdazo en el ojo de Price que fue fulminante, no solo por el fuerte impacto sino también por las secuelas”, según reporta Infobae.

“El estadounidense terminó con un corte profundo en el ojo que, tras ser revisado por el médico, le impidió continuar luchando”.


Calvin Kattar (21-4), de Estados Unidos, superó (con el codo) por nocaut en el segundo asalto al también local Jeremy Stephens (28-18) en los pesos plumas. El combate terminó con el árbitro Jason Herzog, abalanzándose sobre ellos, luego que “The Boston Finisher”, tirara a su rival sobre la lona con un recto al rostro y rematara con una lluvia de golpes.

Tras diez victorias consecutivas en los pesados, Jaizinho Rozenstriuk (10-1) perdió su invicto. El camerunés Francis Ngannou (15-3) venció también por nocaut al brasileño en el primer asalto.

La UFC alberga la mayor parte de los mejores peleadores del ranking en el deporte​​ y produce eventos por todo el mundo. Durante la pandemia retomó sus combates, previendo las medidas sanitarias y sin presencia del caluroso público que sigue habitualmente las peleas.