Brote en los Marlins pone en peligro temporada MLB
La Major League Baseball (MLB) suspendió este lunes dos partidos de su calendario a causa de un brote de COVID-19 reportado en la organización de los Marlins de Miami
Brote en los Marlins pone en peligro temporada MLB
 

Reproduce este artículo

La Major League Baseball (MLB) suspendió este lunes dos partidos de su calendario a causa de un brote de COVID-19 reportado en la organización de los Marlins de Miami.

El encuentro entre los Marlins y los Orioles de Baltimore del cubano José Iglesias –debut del equipo en Miami–, así como el de los Yanquis de Nueva York y los Filis de Filadelfia, fueron suspendidos luego de que nueve peloteros y cinco miembros del staff de la franquicia de la Florida resultasen positivos al nuevo coronavirus.

Los Marlins jugaron el fin de semana en Filadelfia y los Yanquis habrían usado el mismo vestidor que ellos en su visita al equipo de Pensilvania, por lo que el ejecutivo de Grandes Ligas decidió someter el lugar a una desinfección profunda, realizar pruebas a todos los miembros del equipo y cancelar el vuelo de regreso a Miami de los dirigidos por Don Mattingly.

“La salud de nuestros peloteros y de nuestro personal ha sido y seguirá siendo nuestra prioridad mientras recorremos este terreno desconocido”, dijo el director ejecutivo de los Marlins Derek Jeter en un comunicado.

“Aplazar el juego inaugural de esta noche fue la decisión indicada para que podamos hacer una pausa colectiva y tratar de evaluar la situación en su totalidad”, aseguró el ex campocorto de los Yanquis y miembro del Salón de la Fama de MLB.

Las sospechas de un posible brote al interior de la franquicia floridana llegaron el domingo, luego de que el lanzador José Ureña y el cátcher Jorge Alfaro fueran descartados para el partido y enviados sin mayores detalles a la lista de lesionados.

Según varios medios de prensa estadounidenses, la investigación de MLB podría extenderse hacia Atlanta, donde los Marlins disputaron partidos de exhibición el pasado martes y miércoles frente a los Bravos, quienes sacaron de su concentración a los receptores Tyler Flowers y Travis d-Arnaud, ambos con síntomas de coronavirus.

Aunque el mánager Mattingly aseguró a la prensa que era “justo decir que los muchachos están preocupados”, se sentía mucho más seguro dentro de los estadios y en su casa en Miami que cuando salía de gira, a pesar de tener la Florida el índice más alto de contagios del país.

A pesar de que los dueños de las franquicias de MLB se reunieron este lunes y no contemplaron la cancelación de la temporada, según Scott Miller del sitio Bleacher Report, la presión externa de los medios, los aficionados y los jugadores acecha a la organización.

“Ahora REALMENTE veremos si MLB pondrá la salud de los jugadores por delante”, escribió en Twitter el lanzador zurdo de los Dodgers de Los Ángeles, David Price. “¿Recuerdan cuando [Rob] Manfred dijo que la salud de los jugadores era PRIMORDIAL? Parte de la razón por la cual yo estoy en casa ahora mismo es porque la salud de los jugadores no estaba siendo la prioridad”, agregó.

Price fue noticia a finales de mayo pasado luego de que anunciase el pago de 1000 dólares de su bolsillo a cada uno de los jugadores de las ligas menores de los Dodgers, según reportó Francys Romero. El gesto de Price provocó que algunas franquicias de MLB que no pensaban pagarles sus salarios a los jugadores de ligas menores cambiasen su opinión.

Según reportes, los Marlins se mantendrán este lunes aislados y luego volarán hacia Baltimore, donde se disputarán los dos partidos restantes de la subserie ante los Orioles, dejando a Miami sin su primer encuentro oficial de esta polémica temporada.