Nocaut en siete segundos en mujeres destapa críticas

No obstante las medidas que tradicionalmente se adoptan, el suceso debe alertar a los responsables de los carteles de mujeres en el mundo del pugilismo no rentado y olímpico
Nocaut en siete segundos en mujeres destapa críticas
 

Reproduce este artículo

El nocaut más rápido en la historia del boxeo femenino, producido el último fin de semana, ha destapado indignación y críticas en muchas partes.

No obstante las medidas que tradicionalmente se adoptan, el suceso debe alertar a los responsables de los carteles de mujeres en el mundo del pugilismo no rentado y olímpico.

El viernes por la noche en el Casino Fantasy Springs, en Indio, California, Seniesa Estrada (28 años) con un récord invicto de 18-0-0 (8KO) y defendiendo su Cinturón Plata minimosca  de la WBC, noqueó en ¡siete segundos! del primer round a Miranda Adkins (42) con 5 - 0 - 0 (5 KO).

El combate estaba pactado a ocho asaltos, pero luego de la “masacre” salió a relucir que cuatro de las derrotadas por Adkins debutaban como profesionales y la quinta apenas tenía dos peleas, todos reveses, sin una sola victoria. O sea, que una cosa es el papel y otra la realidad.

Antes de que Adkins tuviera una pelea profesional en el boxeo, hizo un único combate en el circuito amateur de las Artes Marciales Mixtas que perdió  el 25 de febrero de 2017.

Cuando sonó la campana, Estrada se encaminó hacia la esquina de Adkins, quien apenas se movió como si fuera la primera vez que se calzaba unos guantes

La minimosca californiana de origen mexicano lanzó siete golpes en esos siete segundos, con un gancho izquierdo que sacudió a Adkins antes de que una combinación fulminante de dos golpes la enviara a la lona. Fue un final devastador.

Adkins estuvo inconsciente un breve tiempo, de bruces en la lona, rodeada del médico, sus entrenadores y el referí, mientras Estrada se veía preocupada en su esquina. Ya cuando aparentemente se recuperó, Estrada la abrazó.

Estrada, considerada una de las mejores pugilistas libra por libra, posiblemente había conseguido uno de los nocauts más rápidos en la historia del boxeo y ,al parecer, el más rápido en el sector femenil.

Conocida como “Superbad”, Estrada explicó luego de ese pleito que Adkins había sido un reemplazo de último minuto después que su oponente original, Jacky Calvo, desistió subir al ring.

“Debido a la situación de la pandemia, tratamos de conseguir campeones actuales o ex campeones y Miranda fue la única que aceptó pelear", dijo Estrada. “Sabía que el resultado sería un nocaut. Pero no sabía cuánto tiempo tomaría.  Espero que ella esté bien y que se recupere de las lesiones”.

Estrada consiguió lo que quería, pero obviamente, Adkins estaba dispuesta pero no lista. Numerosas voces críticas han fustigado la celebración de esa pelea y han dirigido la pólvora hacia los funcionarios de la Comisión Atlética del Estado de California, el promotor Golden Boy  de Oscar de la Hoya, y a DAZN la empresa de los servicios de transmisión.

Según Guinness World Records, el nocaut más rápido en la historia del boxeo fue en un torneo de Guantes de Oro en Minneapolis el 4 de noviembre de 1947, cuando Mike Collins noqueó a Pat Brownson en cuatro segundos.