Abanderado de EEUU a Olimpiadas envía mensaje de esperanza al pueblo cubano

Eddy Álvarez dijo que para él “el sueño americano se convirtió en realidad”, y que para los ciudadanos de la isla “el sueño cubano está por venir, tan solo confíen en Dios, y nunca abandonen las ansias y la perseverancia para obtener lo que anhelan”
Eddy álvarez, deportista cubanoamericano en Tokio. Foto: El Nuevo Herald
 

Reproduce este artículo

Eddy Álvarez, pelotero cubanoamericano que portó la bandera de Estados Unidos durante la inauguración de los Juegos Olímpicos de Tokio, inaugurados este 23 de julio, envió un mensaje de esperanza al pueblo cubano.

Álvarez representó a la delegación multideportiva, junto con la jugadora de baloncesto Sue Bird. El besibolista de MLB, residente de Miami, también logró ganar una medalla de plata en patinaje de velocidad en los Juegos Olímpicos de Invierno (2014).

En días recientes, ha respaldado a los manifestantes que protestaron desde el 11 de julio contra el régimen de La Habana y las condiciones en que tiene sumido al país. El pelotero escribió una carta a sus “hermanos cubanos”, que envió a Radio Televisión Martí. En la misiva dice que, aunque nació en Estados Unidos, es “de padres, abuelos, y antepasados cubanos, con gran honra”.

“Con esta breve nota les envío cariño y amor a todos ustedes, que llevan mi misma sangre, y residen allá en la isla. Sepan que siempre los recuerdo”, expresó.

Soy Olímpico, y con orgullo represento a los Estados Unidos en deportes muy distintos, de Verano y de Invierno. Y también he sido ganador de medalla de plata olímpica y jugador de baseball en Grandes Ligas. Todos mis logros se los debo a la grandeza de Dios, al esfuerzo de mis padres y abuelos que sacrificaron todo por traernos a la tierra de la libertad, y al empeño y dedicación incansable que me tomó alcanzar esta meta, a veces contra viento y marea...”

Dijo que para él “el sueño americano se convirtió en realidad”, y que para los ciudadanos de la isla “el sueño cubano está por venir, tan solo confíen en Dios, y nunca abandonen las ansias y la perseverancia para obtener lo que anhelan”.

Álvarez cree que “con fe, paso firme y convicción todo se logrará, y yo le pido a Dios que los ayude en el camino y que al final les conceda la misma libertad y oportunidades de las cuales yo disfruto en este gran país americano que con tanto amor acogió a mis padres…

“Les deseo muchas Bendiciones a todos y los recuerdo con gran amor. Nunca paren de sonar”, pidió el deportista cubanoamericano en su carta.

Álvarez no es el único de origen cubano del grupo, pues también estaría el beisbolista Nick Martínez.

 

Olímpico por partida doble

Eddy Álvarez despuntó en el béisbol desde la preparatoria Christopher Columbus, antes de tomar una beca universitaria para comenzar su carrera en el mundo del patinaje de velocidad.

Obtuvo una medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Invierno disputados en Sochi, Rusia, en la disciplina de patinaje de velocidad en pista corta, como parte del equipo de relevos de 5000 metros.

Luego volvió a concentrarse en el béisbol y firmó con los Medias Blancas de Chicago. Álvarez pasó cuatro temporadas en ligas menores antes de ser transferido a los Miami Marlins.

Estados Unidos cuenta con un total de 613 atletas para los Juegos Olímpicos que buscarán consagrarse en el evento más importante del deporte.

 

La inauguración de Tokio

En un estadio casi vacío comenzaron los Juegos Olímpicos de Tokio, luego de la Ceremonia de Apertura que se llevó a cabo en un escenario global, mientras el mundo todavía padece el dolor y la ansiedad de la pandemia.

La ceremonia marcó el inicio oficial de los Juegos, que fueron pospuestos en 2020 debido a la pandemia. Pero un año después, la mayoría de los japoneses ven los Juegos Olímpicos como un peligro innecesario que pone en riesgo la salud de la población al tiempo que los priva de la alegría que supone albergar estas citas: asistir a los estadiso y mostrar la belleza de su país.

La mayor parte del programa de apertura se compuso del “Desfile de Atletas”, que dio la bienvenida a los competidores de todo el mundo. Desde el manga hasta el monte Fuji, el arte y la cultura japonesas estuvieron en plena exhibición durante la ceremonia.

Una actuación de percusión y claqué destacó una canción de trabajo tradicional utilizada por los bomberos en el antiguo Tokio. La ceremonia también presentó a un famoso intérprete de kabuki, estilo de teatro famoso en Japón.

La actuación comenzó con un atleta solitario, la boxeadora japonesa Arisa Tsubata, haciendo ejercicio en una cinta de correr. Otros atletas se unieron a ella, y un espectáculo de luces y bailarines simbolizaron a las personas que hacen conexiones, aunque estén separadas.

Cuba desfiló con una pequeña representación, de su delegación, encabezados por el luchador Mijaín López y la discóbola Yaimé Pérez, ambos fuertes candidatos al título en estos juegos.

 

Imagen de portada: Tomada de El Nuevo Herald