Lula postularía a elecciones contra Bolsonaro para ser presidente otra vez

El Tribunal Supremo ratificó la anulación de sus condenas y el líder del Partido de los Trabajadores afirmó que se postulará “si es necesario” para derrotar “a un fascista”
Raúl Castro y Lula Da Silva en Cuba. Foto: Ricardo Stuckert/ Instituto Lula
 

Reproduce este artículo

 

Luiz Inácio Lula da Silva, el líder izquierdista y exmandatario de Brasil, dejó ver la posibilidad de que se presentarse a las elecciones del 2022, para enfrentar a Jair Bolsonaro por la presidencia.

En una entrevista con el canal C5N, cuando le preguntaron sobre si concurriría otra vez a elecciones, afirmó que lo haría “si es necesario y tengo que ser candidato en el 2022 para ganar las elecciones a un fascista que se llama Bolsonaro”.

Lo dicho por Lula, quien recientemente se reunió en Cuba con Raúl Castro y otros dirigentes del régimen comunista de la isla, llega luego de que la Corte Suprema de Brasil ratificara este jueves la decisión adoptada por uno de sus jueces, que anuló las condenas dictadas en primera instancia contra el ex presidente permitiendo que recupere todos sus derechos políticos, informó EFE.

Por ocho votos contra tres se tomó la decisión, un espaldarazo a la posición del magistrado Edson Fachin, que el pasado 8 de marzo había anulado las penas contra Lula que sumaban casi 26 años de cárcel.

En una sentencia que no lo exculpa, la Corte Suprema anuló cuatro juicios que cursaron contra Lula en tribunales de Curitiba por un conflicto de competencias y decidió que las causas deberán reiniciarse en otros juzgados, con lo que dejó sin efecto las penas de casi 26 años de cárcel que pesaban en su contra.

Sin embargo, el ex presidente izquierdista señaló que, antes de valorar postularse como mandatario en un nuevo proceso electoral, tiene que “hablar mucho con las demás fuerzas políticas del centro y de la izquierda”, en un proceso similar al que realizó Alberto Fernández para obtener la presidencia argentina, reportó Infobae.

“Yo tengo 75 años, yo me considero que tengo una buena salud, estoy bien físicamente, pero no tengo que ser yo obligatoriamente, podemos escoger a alguien que pueda representar los intereses progresistas del país”, dijo.

Arremetió sin remilgos contra Bolsonaro: “Yo nunca pensé que fuéramos a tener en Brasil un presidente de la república fascista y genocida, que es el mayor responsable de la pandemia”.

Sobre el actual presidente de Brasil, dijo también que “solo piensa en los militares y, por eso, yo creo que la democracia va a volver y espero participar en ese proceso que le devolverá a Brasil la esperanza y la alegría”.

En enero pasado el exmandatario brasileño –por entonces todavía en libertad provisional– se reunió en La Habana con el hasta ahora líder del gobernante y único Partido Comunista de Cuba, el general Raúl Castro, y su protegido Miguel Díaz-Canel.

Lula da Silva se encontraba en Cuba desde el 21 de diciembre para participar en la grabación de una película documental, aunque el proyecto quedó interrumpido después de que él y casi toda su comitiva dieran positivo a la COVID-19, por lo que debieron permanecer en aislamiento hasta su recuperación.