"Cuba no es el lugar seguro que muchos piensan", advierten a turistas canadienses

Lo anterior luego del asesinato en Varadero de Antoinette Traboulsi, una turista canadiense de 52 años, que ahora deja a tres hijos huérfanos
"Cuba no es el lugar seguro que muchos piensan", advierten a turistas canadienses
 

Reproduce este artículo

La canadiense, Sophie Giroud, lanzó un fuerte mensaje en sus redes sociales a los turistas de ese país: "Cuba no es el lugar seguro que muchos piensan".

Lo anterior luego del asesinato en Varadero de Antoinette Traboulsi, una turista canadiense de 52 años, que ahora deja a tres hijos huérfanos.

En Facebook, Giroud lleva a cabo una campaña de gofundme para ayudar a la familia de la fallecida, especialmente a su hija pequeña.

"No la conocía muy bien pero era una gran defensora de la música cubana. Intercambiamos varios mensajes y nos reunimos en Montreal. Ella fue asesinada. Deja tres hijos y trabajaba en el sector de la salud", dijo.

Además, señaló que estaba "consternada, pero debo decir que Cuba NO es tan segura como todos pueden pensar. Incluso cuando tomas todas las precauciones necesarias, incluso cuando te rodeas de amigos. Cuando viajas, pueden pasar cosas. Cuando suceden, es absolutamente aterrador para familiares y amigos resolver la logística, además del dolor de la pérdida y el camino hacia la justicia".

El cuerpo de la víctima fue encontrado sin vida con marcas de violencia física. Las autoridades cubanas confirmaron a sus homólogas canadienses que se trató de un asesinato, declaró una portavoz de la Cancillería.

El último contacto de ella con sus familiares fue el sábado 14 de noviembre, el mismo día en que fue hallado el cadáver. Traboulsi viajó a Cuba el 13 de noviembre para unas vacaciones de dos semanas.

Según CTV News, Traboulsi era enfermera en el Hospital Sacre-Coeur de Montreal y visitaba Cuba una o dos veces al año. La familia dijo que la mujer consideraba a Cuba como un segundo hogar.

"Estaba llena de vida, le gustaba la música, le gustaba divertirse en su vida, realmente le gustó el estilo de vida allí", dijo Sami Soussa, familiar de la fallecida. "Fue a Cuba una o dos veces al año durante varios años. Incluso aprendió a hablar perfectamente el español", agregó.

Este crimen se suma a uno cometido en febrero de este año contra otra ciudadana canadiense de la misma edad, cuyo cuerpo fue encontrado dentro de una maleta en un basurero en Matanzas.

En aquella ocasión la víctima, identificada como Nathalie Fraser, fue brutalmente asesinada presuntamente por su pareja, un cubano llamado Leonel León Nuviola al que había conocido aproximadamente un año atrás.